Mientras que en Norte de la provincia deben viajar cientos de kilometros para hacerse atender, o hasta ir a Resncia (Chaco) por falta de infraestructura o salas de complejidades, el gobierno decidió destinar por fuera del presupuesto casi 2 MIL MILLONES de pesos por año, a los hospitales municipales de la ciudad del sur. Con los impuestos de aquellos que no tienen cobertura.

Varias hablamos acá del convenio firmado en el 2009 por Binner cuando era gobernador (y sin intervención de la Legislatura) con la Municipalidad de Rosario (por entonces en manos de Lifschitz) para que la provincia financiara íntegramente los hospitales municipales, como si se tratara de una prepaga, a la cual se «derivaban los casos de alta complejidad».

La primera de ellas esta entrada, en la que explicábamos el funcionamiento del convenio.

Y si dijimos prepagas, decimos aumentos: por el decreto cuya imagen encabeza el post se reajustan los montos que la provincia gira a los hospitales municipales rosarinos, a razón de casi 10 millones de pesos más por mes, y poco más de 116 millones de pesos para todo éste año; por encima de lo previsto en el presupuesto provincial para esos fines.

Con lo cual el «subsidio» provincial ascenderá -como mínimo- a algos más de unos 1840 millones de pesos, o lo que es lo mismo, unos 153 millones de pesos al mes.

Lo que es más del doble del presupuesto del Ministerio de la Producción (871 millones para éste año), o si prefieren compararlo con otros gastos de la provincia en salud, es equivalente al 20,65 % del presupuesto del IAPOS para éste año.

O unas 9,24 veces lo que es el Servicio Complementario de la obra social de la provincia, o 12,91 veces lo que el IAPOS recaudaba de sus afiliados en concepto de coseguros (los «bonitos») adicionales a los aportes que se les descuentan de sus salarios todos los meses, para poder acceder a las prestaciones.

¿No sería más lógico que con esos 1840 millones de pesos al año, en lugar de subsidiar los hospitales municipales de Rosario, la provincia cubriera el déficit del IAPOS (que hace años que no estaba en esa condición, y por el contrario, registraba superávit), que nos contó un pajarito que andaría por los 1100 millones de pesos en lo que va del año, en lugar de hacérselo pagar a los afiliados con su bolsillo, o menos prestaciones?

Comentarios Facebook