POR DONDE EMPEZAR

Acaso señalando que hace menos de dos semanas Lifschitz autorizó un aumento del transporte interurbano en la provincia del 23,12 %, con lo cual desde octubre pasado (apenas ocho meses) lleva acumulado un 66,12 % de aumento.
Quizás recordando que también hace poco en Rosario (la ciudad más grande de la provincia, gobernada por el socialismo hace 30 años) aumentó el boleto de colectivo urbano, que pasó a costar $ 27,50, uno de los más caros del país. En Rosario dos de las tres empresas que prestan el servicio son de propiedad del municipio: Empresa Mixta de Transporte Rosario S.A. y Sociedad del Estado Municipal para el Transporte Urbano de Rosario (SEMTUR), y entre ambas se llevan el 49,77 % de los subsidios al transporte en la ciudad. 
O a lo mejor señalando también que en la provincia de Santa Fe, como en todo el resto del país salvo la Capital Federal y el conurbano bonaerenses, los choferes de colectivos estuvieron a punto de hacer un paro de 48 horas porque las empresas del sector no quieren concederles el aumento de salarios y el bono reclamados en paritarias.
Teniendo todo eso cuenta, no deja de sorprender que nos enteremos que, unos días antes de las elecciones provinciales, Lifschitz aprobó por decreto (ver imagen de apertura) el adelanto de los fondos del subsidio provincial al transporte que corresponden al mes de diciembre, para las líneas urbanas e interurbanas de jurisdicción provincial. 
Con lo cual además de echarle la culpa a Perotti de los aumentos que disponen ellos, le están vaciando el de por sí escaso fondo de subsidios provinciales al transporte, para cuando tenga que asumir.
Que el fondo provincial de subsidios al transporte es escaso no lo decimos nosotros, aunque ya lo hemos dicho varias veces antes: lo dice el propio decreto cuando afirma en sus considerandos que son una «…parcial compensación…» a la quita de los subsidios nacionales (que cuando venían durante el kirchnerismo, al socialismo siempre le parecían insuficientes). y además otorgada «…a valores históricos en un contexto de altísima inflación…».
Y para terminar, no deja de llamar la atención que el decreto haga suyos los argumentos de los empresarios del transporte, echándoles las culpa de las dificultades financieras de las empresas a los medios boletos estudiantiles y los boletos libres para personas discapacitadas.
Sobre todo porque el boleto educativo gratuito (que se aprobó en la ciudad de Santa Fe a instancias del peronismo) fue una de las principales propuestas de campaña de Omar Perotti; y ayer nomás (en la misma nota en la que virtualmente lo culpaban de los aumentos de tarifas que sigue disponiendo el socialismo tras haber perdido las elecciones), desde el gobierno provincial se preguntaban si la podría cumplir, y con que recursos.Publicado por La Corriente Kirchnerista de Santa Fe en 12:00

Comentarios Facebook