Piden que frenen las fumigaciones con agrotóxicos en Santa Fe

La Multisectorial Paren de Fumigarnos envió una carta abierta a las ministras de Salud, Sonia Martorano, y de Ambiente y Cambio Climático, Érika Gonnet, en la cual demandan que “tomen en sus manos el principal drama de la provincia”. Esto es: las fumigaciones con agrotóxicos en los cultivos. La misiva tiene fecha del 6 de noviembre. En la misma interpelan a las funcionarias para que realicen acciones concretas para afrontar la problemática. Además, reclaman su accionar para que se dé el tratamiento y sanción de la reforma a la Ley de Fitosanitarios en la Legislatura.

“En forma mayoritaria, la población depositó la confianza en el gobierno del que forman parte, para que, entre otras cuestiones, desde los ministerios que conducen, cuiden el ambiente en general, defiendan los derechos de la naturaleza y protejan la salud de las personas”, dicen en la carta que firma la multisectorial que nuclea a decenas de organizaciones del territorio provincial.

“Lamentablemente no sólo no lo están haciendo, sino que, ante la notable profundización del modelo dominante de envenenamiento, y en el contexto tan complejo que atravesamos producto del Covid 19, no se han tomado medidas que detengan el rumbo, y mucho menos que intenten direccionarlo hacia otra manera de producir”, valoran.

“¿Cuántas muertes más tenemos que aceptar, cuántos abortos espontáneos más tenemos que padecer, cuántos niñas y niños nacidos prematuramente o con malformaciones tendremos que ver, para que la dirigencia política en generalj, y en especial el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático y el Ministerio de Salud, tomen en sus manos el principal drama de la provincia?”, se preguntan.

El texto completo de la carta

La Multisectorial Paren de Fumigarnos – Santa Fe (integrada por decenas de organizaciones socioambientales, campesinas, gremiales, políticas, religiosas), haciéndose eco de las demandas, reclamos y denuncias de gran parte de las 365 localidades de la provincia, necesita expresarles la enorme preocupación por el aumento de enfermedades y muertes como consecuencia de la exposición directa e indirecta a los agrotóxicos que se esparcen en los campos de nuestra provincia. Como así también, por la pérdida (día a día) de biodiversidad, la contaminación de agua y aire, enormes cargas de tóxicos en los productos que llevamos a nuestras mesas. Como también los desmontes, inundaciones y expulsión de trabajadores rurales a los cordones de pobreza de las principales ciudades de la provincia.

Esta situación no es nueva, y ustedes la conocen muy bien. A más de veinte años de instalado un modelo de producción basado en semillas transgénicas, agrotóxicos y fertilizantes sintéticos, las y los habitantes de la provincia nos preguntamos: ¿cuántas muertes más tenemos que aceptar, cuántos abortos espontáneos más tenemos que padecer, cuántos niñas y niños nacidos prematuramente o con malformaciones tendremos que ver, para que la dirigencia política en general, el gobierno provincial en particular, y en especial el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático y el Ministerio de Salud, tomen en sus manos el principal drama de la provincia?

Comentarios Facebook