Ocupan terrenos impunemente, se tirotean sin que la policía intervenga, desalojan a pobres pescadores de sus paradores para vender falopa, roban en las casas previa inteligencia de los movimientos de las familias.

Acá Los Freyre, la mujer insólitamente aún con tobillera sigue vendiendo drogas.

Comentarios Facebook