Sagrada Familia: «Recurriremos a la fuerza pública para que asista el dueño a la audiencia»

Así lo dijo el secretario de Trabajo de la provincia, Juan Manuel Pusineri, al referirse al propietario del Sanatorio Sagrada Familia. Hubo dos audiencias pero no asistió a ninguna.

Este lunes se realizó una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo a la que estaban convocados autoridades de la cartera, representantes de los trabajadores y los dueños del Sanatorio Sagrada Familia luego de que el viernes se conociera la noticia del cierre intempestivo de la institución y que sorprendiera a los 50 empleados que se enteraron al llegar a su lugar de trabajo. Sin embargo, por segunda vez los empleadores no asistieron.

El primer intento de acercamiento entre las partes fue el viernes a la tarde. Al no tener una respuestas, 15 empleados permanecen desde ese momento hasta hoy en el interior del establecimiento cumpliendo con las guardias correspondientes y a la espera de la llegadas de los telegramas informándoles sobre el cierre y despido.

El Secretario de Trabajo provincial Juan Manuel Pusineri confirmó al finalizar la audiencia que se hizo hoy que los telegramas comenzaron a llegar, sin embargo, no a todos. «Hoy la entidad sindical nos acercó copias de los telegramas de despido que están recibiendo los trabajadores. Desconocemos si comprenderán o no a la totalidad del personal. En eso se invoca un quebranto económico de parte del sanatorio y allí la desvinculación que se produce», explicó.

Al ser consultado por la ausencia de los empleadores, Pusineri respondió: «El escenario cambia en el sentido que nosotros a partir de este momento y debido al procedimiento irregular que ha seguido la empleadora para llevar adelante los despidos tenemos que en primer lugar garantizar la comparecencia del titular del establecimiento. Y para eso vamos a agotar los medios a nuestros alcance para que mañana mismo podamos tener la presencia, incluso usando la fuerza pública si es menester porque hay un incumplimiento evidente de la empleadora ante una citación de la autoridad pública como es el Ministerio de Trabajo. A partir de mañana de acuerdo de la actitud que tome el empleador, y de lo que se dialogue en la audiencia, podemos seguir avanzando con otro tipo de medidas».

«Mañana se los cita nuevamente a primera hora», aseguró el secretario.

Sobre los empleados que permanecen en el interior de la institución, Pusineri dijo que la estadía es pacífica, se custodian los bienes «y así va a continuar hasta encontrar una solución». Por otra parte, el secretario observó que los empleadores manifestaron «falta de pacientes» y que «más allá no hay una justificación objetiva que trascienda los telegramas».

Trabajadores

Ivana, radióloga y una de las empleadas del sanatorio que durante el fin de semana participó del acampe, manifestó a los micrófonos de Radio EME: «No se recibieron los telegramas de despido por lo que decidimos permanecer en el interior del edificio. Este domingo junto al gremio de los trabajadores de sanidad (ATSA) acordamos una rotación».

Lo que confirmó fue que «el dueño, Esteban De Giovanni, se hizo presente con una de sus hijas pero no dio respuestas y seguimos con la incertidumbre laboral. Somos aún empleados de la empresa porque no nos dieron nada”, dijo la radióloga del sanatorio.

Por otro lado dijo que de los 50 trabajadores «ninguno sabe qué hacer, es una incertidumbre ya que, comenzó otro mes y debemos de pensar en los alquileres y en las cuentas. Así que estamos a la espera que hoy podemos tener algún tipo de respuesta a esta situación».

Comentarios Facebook