Imputan a policías de Santa Fe por torturas a un empleado comunal y otro delitos

Tres policías de la localidad de Gobernador Candioti fueron imputados en los tribunales locales acusados por la privación de la libertad y tortura de un empleado de la comuna, que fue señalado como el presunto autor de un robo, cometido una semana antes en un domicilio particular. De los tres, sólo el jefe de la Comisaría Nº 22 recuperó la libertad con alternativas.

El fiscal de la Unidad de Delitos Complejos, Ezequiel Hernández, solicitó al juez penal, Héctor Candioti, el tratamiento de la prisión preventiva para los policías Juan Pablo DC y Carlos David R., quienes fueron imputados por los delitos de “privación de la libertad y torturas” y “falsedad ideológica de documento público” en el caso del primero.

En tal sentido, fuentes del caso adelantaron que la audiencia para el tratamiento de la cautelar tendrá lugar este miércoles a las 11 de la mañana en el subsuelo de tribunales.

En cuanto al jefe policial, el comisario Daniel Andrés Bordiga, recuperó la libertad ayer bajo medidas alternativas a la prisión preventiva, aunque permanece imputado por los presuntos delitos de “privación ilegal de la libertad y apremios”.

Las detenciones

La oficina de prensa del Ministerio de Seguridad provincial, informó que “la Agencia de Control Policial (ACP) detuvo a tres efectivos que prestan servicio en la Comisaría N° 22” el viernes de la semana pasada.

“La detención de uno de ellos se concretó en la dependencia policial; y los otros dos en sus domicilios de Llambi Campbell y Emilia”, señala el parte. En tanto, aclara que “se los investiga por apremios ilegales, torturas, falsedad ideológica y privación de la libertad”, bajo las directivas del fiscal Hernández.

Según surge de la audiencia imputativa, el hecho que se les atribuyó ocurrió el miércoles 7 de octubre cuando los uniformados fueron hasta el lugar de trabajo de un joven que presta servicios para la comuna, lo obligaron a subir a la camioneta y lo trasladaron hasta la comisaría local, donde se habrían producido los excesos.

Dos televisores

Al parecer, el joven arrestado era el principal sospechoso de un robo ocurrido en una vivienda particular la noche del sábado 3 de octubre, de donde desconocidos se llevaron dos televisores, entre otros objetos de valor.

Aunque no trascendieron mayores detalles, la fiscalía intentará brindar evidencias para contrastar los argumentos defensivos, que estarán a cargo de los abogados Néstor Pereyra y un representante del Servicio Público de la Defensa. En tanto que el jefe policial estuvo representado por el Dr. Germán Corazza.

La denuncia contra el personal policial ocurre en el marco de un recurrente reclamo por seguridad a las autoridades policiales y comunales. De hecho al día siguiente del arresto cuya legalidad se investiga, el comisario Bordiga participó de una reunión con vecinos y autoridades, junto con el Jefe de Zona de Inspección.

Comentarios Facebook