Un año de la desaparición de Santiago Maldonado, y la sociedad sigue dividida sobre que fue, quién y cómo su muerte. Pericias para todos los gustos, argumentos igual, «lo que no está en el expediente no existe» Cuántos los habrán leído? Pocos sin embargo todos toman partido. Con el suicidio de Nisman igual. Vivimos sin una Justicia creíble devenida de un poder judicial mediocre y politizado, entonces todas son sensaciones y sospechas, de uno y otro lado. Cristina y Macri son corruptos u honestos depende de con quién uno hable. No hay sintesís creíble, entonces vamos en una calesita.
La tragedia del 11 y Monticas, la inundación de Santa Fe, el desguace del Banco provincial, el Puerto, nadie, nada, nunca.
Cavallo o el memorandun con Iran, AMIA y la embajada.
Cuentas of shore, panamá Papers, Correo.
Un viejo profesor me dijo: «cuándo los intereses económicos o políticos entran por la puerta de tribunales, la Justicia se escapa por la ventana».

Comentarios Facebook