Desde que se oficializó la decisión del gobierno de Macri de eliminar el Fondo Federal Solidario (FFS) o fondo soja que se transfería a las provincias, todo es lamento entre los gobiernos provinciales sin importar su signo, y Santa Fe no es la excepción.

Sin embargo, hasta acá el FFS pasaba desapercibido, porque como toda política generada en el kirchnerismo a los socialistas les daba como vergüencita reivindicarla, y la prueba la da la imagen de apertura del post, que es una captura de pantalla del apartado que le dedica al Fondo el ítem “Transparencia de las cuentas públicas” en el portal oficial del gobierno provincial: no busquen más aperturas porque no las hay, y esa es toda la información que van a encontrar al respecto. Muy transparente la transparencia

El presupuesto provincial para este año contemplaba que ingresaran a Santa Fe por ese rubro $ 2.211.328.000, de los cuales el 30 % se destinarían a los municipios y comunas de toda la provincia: $ 663.399.000.

Al 30 de junio pasado (último dato disponible) se habían transferido al conjunto de los municipios y comunas santafesinas por el fondo sojero $ 233.290.000, que comparado con los $ 304.780.000 transferidos el año pasado a la misma época, representan una merma en los ingresos de este recurso del 23,46 % interanual. Si los ingresos del FFS hubieran seguido la misma dinámica en el segundo semestre, la caída de lo recaudado respecto a lo previsto en el presupuesto hubiera sido del 29,67 %.

Y decimos hubiera porque a la merma que ya se verificaba por la retención de cosecha de los productores y exportadores agropecuarios se sumaron primero el cronograma de reducción de las retenciones establecido por el Decreto 1343/16 de Macri ratificado luego por su similar 1126/17, y luego la derogación del Fondo Federal Solidario por el DNU 756/18.

Medida que obviamente también afecta al gobierno provincial, que se quedaba con el 70 % de los recursos del FFS no transferidos a los municipios y comunas, unos $ 1.547.929.000 de acuerdo a los cálculos del presupuesto santafesino de éste año. Veamos en que los pensaba gastar el gobierno de Lifschitz, de acuerdo con ese mismo presupuesto para éste año.

El Ministerio de Infraestructura y Transporte concentra la mitad del total de las obras a financiarse total o parcialmente con el Fondo Federal Solidario, por un total de $ 775.557.000, según el siguiente detalle de obras principales:

* Solo en la ciudad de Rosario (cuya actual intendenta, siendo diputada, votó en contra de la creación del fondo soja) se iban a invertir 83,9 millones por obras en el ejido urbano municipal, pero contratadas, adjudicadas y pagadas por la provincia, según éste detalle: pavimentación de Boulevard 27 de Febrero entre Moré y Avenida de circunvalación (25 millones), pavimentación definitiva de calle Francia (19,9 millones), pavimento definitivo en Avenida. Wilde (25 millones) y desagües pluvio cloacales y repavimentación en calle Maipú Rosario (14 millones).

* En la ciudad de Santa Fe se habían asignado 6 millones a la pavimentación de calle French, y en “Obras Nuevas en la Provincia” sin discriminar y obras por convenio con Municipios y Comunas (No planificadas) otros 47,5 millones de pesos. También se contemplaron partidas del fondo sojero para la ampliación de la red de desagües cloacales urbanos en Soldini (2 millones), ampliación de la red de desagües cloacales en Piamonte (3,2 millones), la pavimentación de calle Ecuador en Villa Gobernador Gálvez (6 millones), la Avenida de Circunvalación Norte en Casilda (21 millones), la repavimentación de la Avenida de Los Trabajadores en San Cristóbal (6 millones) y la traza de la ruta entre Monigote y Capivara en el Departamento San Cristóbal (30 millones).

Comentarios Facebook