Todos los santafesinos venimos siguiendo más o menos de cerca el culebrón de Corral y la EPE por el pago del alumbrado público de la ciudad, payasada que comenzó cuando el intendente dijo que renunciaba a cobrar la CAP (Cuota de Alumbrado Público), para que los usuarios tuviéramos una rebaja en las facturas de la distribuidora provincial de electricidad.

Nosotros decíamos acá que tampoco estábamos en presencia de un renunciamiento histórico del intendente, porque en el contexto de los recursos municipales eran monedas; y en ésta otra entrada veíamos como tampoco el hombre se ha esmerado mucho por ejecutar las partidas que tiene asignadas en la ordenanza de presupuesto para mantener y mejorar el alumbrado público en la ciudad.

La pregunta que cabe hacerse es de cuanta plata estamos hablando, y si se justifica que Corral haga tanto escándalo bajo el riesgo de que o le bajen la palanca y la ciudad se quede a oscuras, o vaya acumulando una deuda por períodos impagos que se convierta luego en una bola de nieve que caiga sobre las ya maltrechas finanzas municipales.

Del muro de Facebook del amigo Gustavo Castro sacamos la imagen de apertura, en la que nos cuenta que las tres facturas que Corral se niega a pagar del alumbrado público por los meses de abril, mayo y junio de este año suman $ 35.800.562,86; lo cual supone que si las anualizáramos estaríamos hablando de unos $ 143.202.251,44 para todo el 2018.

Mucha plata para el bolsillo de cualquiera de nosotros, pero no necesariamente para la Municipalidad: con un total de recursos presupuestados para éste año de $ 5.421.676.203 (y exactamente la misma cifra para los gastos autorizados), la factura del alumbrado público de la ciudad representaría apenas el 2,64 % del total de los recursos/gastos del municipio. No parece mucho, por tratarse de un servicio crítico para la ciudad.

Si se lo compara con los $ 2.030.741.914,17 gastados por el municipio por todo concepto hasta el pasado 31 de mayo (último dato disponible), los tres meses que Corral se niega a pagar de alumbrado público serían apenas el 1,76 %.

Pero además si no los paga y como dijimos, es otra deuda que va acumulando a futuro porque al servicio a la ciudad, la EPE se lo prestó. De ese modo, el capricho del intendente no haría más que abultar lo mucho que lleva gastado en «Servicios de Deuda»; que era al 31 de mayo pasado $ 558.344.213,24; o lo que es lo mismo, el 24,79 % del gasto municipal total a esa fecha, casi lo mismo que lo pagado de deuda el año pasado completo ($ 583.844.780,55) y 15,59 veces más lo que le reclama la EPE por los tres meses impagos del alumbrado.

Y hablando del año pasado: la Municipalidad gastó en el 2017 por «Servicios Básicos» (que comprende luz, gas y agua de los edificios y reparticiones municipales, y teléfonos fijos y celulares) $ 619,250.552,54; es decir 4,32 lo que le costaría solventar este año el alumbrado público para todos los barrios de la ciudad.

O si se lo quiere comparar con otro servicio básico que debe prestar a los santafesinos como lo es la recolección de residuos (comprendido también dentro de los conceptos de «alumbrado, barrido y limpieza» por los que se paga la Tasa General de Inmuebles), el año pasado les pagó a las empresas recolectoras $ 655.931.308,46: 4,58 veces más que lo que le costaría pagarle a la EPE el alumbrado público. Para que se entienda: no estamos planteando que la EPE cobra barato ni nada que se le parezca, lejos de eso: hemos demostrado acá hasta el cansancio que los santafesinos pagamos una de las electricidades más caras del país.

A lo que vamos es que los números demuestran que Corral está armando un quilombo al pedo por nada, para el conjunto de los gastos y recursos de la Municipalidad, pero que si se llevan las cosas a un extremo privaría a los vecinos de la ciudad de un servicio crítico; solo para que él compadree haciendo como que defiende nuestros bolsillos (cuando en realidad banca los tarifazos de Macri), y utilice el tema en su ya cansadora guerrita contra el socialismo, luego de que se separaran tras años de ser socios en el Frente Progresista.
La Corriente Kirchnerista de Santa Fe.

Comentarios Facebook