Aportantes truchos: Macri y Carrió intentan despegarse y tirarle el problema solo a Vidal

Los fundadores de Cambiemos apuntaron contra la hasta ahora intocable gobernadora bonaerense

La revelación de El Destape de aportantes truchos a la campaña de Cambiemos en 2017 y 2015 generó un terremoto en el oficialismo. Sumado a la recesión y la crisis económica, el paraíso en el que vivía el Gobierno ya no existe y en este contexto es cuando suelen aparecer las internas.

En conferencia de prensa, el jefe de Estado respondió a la consulta de Jonathan Heguier sobre los más de mil casos comprobados de personas (algunos de ellos beneficiarios de planes sociales o desocupados) que aparecen donando a la campaña y afirmaron que no lo hicieron. La respuesta, escueta y sin dar precisiones, dejó un elemento puntual que contrasta con lo que ha sido hasta ahora el mensaje de la coalición de gobierno.

«La gobernadora ha iniciado una auditoria tengamos un poco de paciencia, sabremos de que se trata. Tenemos que ir a un sistema que garantice la mayor transparencia posible, que fije quienes pueden aportar, y todo bancarizado.

Así, el primer mandatario tiró la pelota del lado de la gobernación bonaerense y omitió emitir una opinión. El 90% de los aportes privados de la campaña 2017 se originaron por donaciones en efectivo.

Sin embargo, el «fuego amigo» no comenzó con Macri. Ya el último domingo, la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió fue más lacerante en una entrevista con Jorge Lanata. La diputada nacional deseó que en 2019 «haya financiamiento limpio de la campaña» y agregó: «En Capital se logró, en otros lugares no». Lo dijo en medio de la escalada del caso de los aportantes truchos en la Provincia.

Ante esto, Lanata preguntó: «¿Viste que en Provincia hay un quilombo (sic)?»

«Sí, sí», fue la cortante respuesta. El conductor y la diputada luego cambiaron de tema

Comentarios Facebook