“El fallo en la Causa Ecos es una falta de respeto”

Lo dijo por LT9 Diego Molina, viudo de la docente Mariana Boye, una de las 12 víctimas mortales del siniestro vial ocurrido el 8 de octubre de 2006 en ruta 11, en el norte provincial. Ayer se conoció el fallo contra el chofer del colectivo. “La sensación que tengo con la justicia de Santa Fe es muy triste” señaló.
   

 

Luego de 14 años de espera, la prescripción de la causa, su apelación a la Suprema Corte de Justicia y su regreso a Santa Fe, el Tribunal pluripersonal del Colegio de Jueces de Cámara de Apelación en lo Penal de la Cuarta Circunscripción judicial de Vera, resolvió condenar al chofer  Oscar Eduardo Atamañuk como autor responsable de los delitos de Homicidios culposos múltiple a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional y cinco años de inhabilitación especial para conducir vehículos.

Este jueves dialogó con “Primera Mañana” Diego Molina, viudo de la docente Mariana Boye, una de las 12 víctimas mortales del siniestro vial ocurrido el 8 de octubre de 2006 en ruta 11, en el norte provincial.

“Es un fallo que nos deja una sensación ambigua. Que la justicia se haya expedido cuando se cumplen 14 años del siniestro, siendo que es una falta de respeto. Sabíamos que el fallo iba a llegar en algún momento y que era inminente, pero encontrar que la inhabilitación es para manejar por 5 años llega hoy, después de 14 años, la sensación es rara. Hay un fallo, pero no puedo decir si es favorable, justo y acorde. La sensación que tengo con la justicia de Santa Fe es muy triste”, sostuvo Molina por LT9.

Diego recordó lo ocurrido hace 14 años. “Me enteré a la noche del 8 de octubre. Tuve que viajar toda la madrugada hacia Santa Fe. Pasamos  por al lado del micro destrozado. Llegamos a Vera y me enteré que Mariana había fallecido. Volvimos con los heridos en la noche del 9 de octubre. Fue un día de mierda y muy triste. Hoy con este fallo me encuentro igual, muy triste” remarcó.

Sobre el fallo, Molina indicó que “el impacto se produce por dos razones. Una por un camión que era conducido por un camionero ebrio, haciendo zig-zag. Los chicos volvían en el micro a Buenos Aires, y en el momento del impacto, al tratar de esquivar el camión, en vez de tirarse a la banquina, el micro cruza toda la ruta e impacta de frente al camión. La acusación es porque hizo la peor maniobra que podía hacer, y dentro de las pericias se determinó que aceleró el micro”.

“Tenemos que esperar hasta el 20 de octubre para ver si la defensa del chofer apela este fallo. Pero sería ridículo. Retrasaría algo que ya no tiene sentido” concluyó el viudo de la docente Mariana Boye.

Comentarios Facebook