Siempre fue un tema tabú, siempre era un «secreto a voces», ahí en el Reutemanismo sus «militantes» se les pagaba ingresando a la empresa, mientras hablaba de su ineficiencia y la idea de privatizarla. Casi 100 directivos con sueldos promedios de 200 mil pesos, más todos los beneficios.

A partir de la disputa verbal y de notas y reclamos entre el gobierno provincial y Corral por el alumbrado público, vuelven a estar en el ojo de la tormenta los números de la EPE: se habla de “cajas negras”, del alto costo de los salarios (en especial del personal jerarquizado), del costo de la energía como consecuencia de la baja de los subsidios, o de la necesidad de sostener un presuntamente ambicioso plan de inversiones en obras, maquinarias y equipo para mejorar los servicios de la distribuidora estatal provincial.

Sin embargo, de lo que se habla poco es de datos y cifras concretas, y ésta nota del presidente del directorio de la EPE en El Litoral tampoco es la excepción; ni el periodista le pide mayores precisiones al respecto.

Para suplir la deficiencia, nosotros -como habituamos- fuimos a las fuentes, es decir los propios documentos oficiales; en este caso los números volcados en la Cuenta de Inversión de la provincia del año pasado, dado que no hay cifras disponibles con ese grado de discriminación para lo que va de este año. Y esto es lo que encontramos:

* De acuerdo con esos números, la EPE tenía un gasto total presupuestado $ 16.078.888.530,00, y el finalmente devengado (ejecutado) fue de $ 17.204.071.142,99, casi un 7 % más.

Sobre este total, los gastos en “Personal” (sueldos) presupuestados eran $ 3.817.118.000,00 y terminaron siendo $ 4.374.485.746,68: un 14,60 % más de lo presupuestado, y un 25,43 % del total de lo gastado. Al decir del presidente de la EPE, “no mueven la aguja”.

* Dice el funcionario en la nota que la empresa no recibió aportes del gobierno provincial, pero mienten: según el presupuesto aprobado por la Legislatura, la EPE debía recibir 60 millones de pesos de la Administración Central en “Transferencias de Capital”, pero terminó recibiendo más del doble: exactamente $ 123.596.036,69.

* Hace especial hincapié en los costos de algunos insumos dolarizados, como el cobre o el aluminio, pero lo cierto es que los datos oficiales dan cuenta de que el año pasado en “Productos metálicos” la distribuidora pensaba gastar solo $ 3.175.0000, pero terminó gastando cero (0) peso. Y por si alguno piensa que pueden incidir también los aumentos de los combustibles, en Productos Químicos, Combustibles y Lubricantes” tenía presupuestados $. 69.289.000, de los que solo gastó $ 50.947.885,09 (el 0,29 % de su gasto total). Es raro el amperímetro de este gente, y que es lo que le hace mover la aguja.

* También dice que los gastos de la empresa se dispararon porque aumentó el precio de la electricidad en el mercado mayorista que debe pagar la EPE, por la baja de los subsidios, y al aumentar las tarifas ellos no hacen más que trasladarle al usuario esos mayores costos.

Lo cierto es que el año pasado la EPE gastó en “Servicios Básicos $ 7.369.875.091,52, un 26,90 % más de lo presupuestado, pero el 42,84 % de sus gastos totales. Para comparar: en el año 2007 (último año del gobierno de Obeid) ese porcentaje era del 49,11 %, con subsidios del gobierno nacional a la electricidad.

La conclusión es muy clara: lo que han hecho las gestiones del Frente Progresista en la distribuidora estatal es mucho más que simplemente trasladar a los usuarios el mayor precio de la electricidad que deben pagar en el mercado mayorista; por el contrario, vienen haciendo un “colchón” para financiar a la empresa, y a la provincia, vía impuestos.

* Justamente el gasto de la EPE en “Impuestos y Derechos” (IVA e Ingresos Brutos, más el impuesto a la energía provincial) fue de $ 2.526.856.419,87, un 17,77 % más de lo presupuestado, y el 14,69 % del gasto total. Este es un rubro que crece con la facturación de la empresa, y por ende con los tarifazos.

* Finalmente el presidente del directorio señala que entre los gastos relevantes de la empresa se cuenta la inversión en obras, maquinaria y equipo, pero las propias cifras oficiales lo desmienten: el gasto de la EPE en “Construcciones” el año pasado fue de $ 735.495.348,69, un 60,60 % de lo presupuestado, y un 4,27 % del gasto total.

Otro tanto sucede con el gasto en “Maquinaria y Equipo”: se presupuestaron 546 millones de pesos, de los que solo se gastaron $ 231.431.760,68; o lo que es lo mismo: un 42,39 % de lo previsto, y un 1,34 % del gasto total de la EPE.

Si se suman ambos rubros de gastos de capital (inversión) representan el 5,61 % de los gastos totales de la EPE el año pasado, apenas un poco más de la tercera parte de lo que debió gastar el año pasado en impuestos y derechos, y de la quinta parte de lo que pagó en sueldos a su personal.

* Finalmente y siempre basándonos en las cifras de la Cuenta de Inversión del año pasado, con $ 15.715.775.398,74 recaudado por la EPE en concepto de tarifas, no parece que necesite endeudarse para hacer ese obras: sus recursos propios genuinos representan 21,37 veces lo que gastó en “Construcciones”.

Comentarios Facebook