No le preocupa la cantidad de contagios y muertos de enfermeros y trabajadores de salud por el COVID, menos la perdida de poder adquisitivo para su sector, mucho menos la perdida de la mayoría en las paritarias, sólo sus negocios y ….sus vacaciones, adónde se cruzaba con el presidente de la Corte, dirigentes del PRO de los cuáles es socio (Alvarito Gonzales entre ellos, Augusto Borlle entre otros).

Le bajó la presión cuándo se enteró que Uruguay cerraba la frontera con Argentina ene stás vacaciones pero, se repuso, cuándo vió que entre las excepciones estaban aquellos que «son propietarios de inmuebles ene se país» Sumado a esto qué en diciembre el año pasado cobró 950 mil pesos y este año por antiguedad ….1.350.000 pesos !!!!!

Es qué entre el lavado de dinero y la recaudación fraudulenta de Jorge Molina en sus múltiples negocios mafiosos está ser «propietario» de un piso de un edificio cuyo dueño es un empresario reconocido de una concesionaria de Santa Fe, qué enfrenta un procesamiento por evasión impositiva y qué goza de beneficiosos insólitos en el Puerto (atención Carlos Arese)

Él podrá ir a «Gorlero (es así?) mientras qué acá dificilmente los afiliados, a los cuales se les descuenta por el camping sin poder usarlo y simultanámente se les cobra a todos los santafesinos millones de pesos para utilizarlo como centro de aislamiento (adónde no fueron ni 10 personas desde abril).

Las olas y el viento, mientras los afiliados se cagan de calor y en casa. Un grande.

Comentarios Facebook