En una muestra más del revanchismo kirchnerista, nuestro presidente sigue empeñado en deteriorar la imagen del Capitán Reposera, trabajando los sábados: mientras en la madrugada el Senado sancionaba la ley de emergencia económica, él estaba meta firmar decretos y saca hoy una edición del Boletín Oficial, con grandes novedades: verla completa acá.
Primero aparece publicado el Decreto 52 (DNU), por el cual interviene por 180 días la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), designando al frente a la fiscal Cristina Camaño; con las facultades de reorganizar el organismo de los espías, pudiendo modificar su estructura funcional, el régimen de manejo de los fondos reservados (que quedarán reducidos a los mínimos indispensables, traspasando los demás al plan de lucha contra el hambre) y el escalafón del personal, entre otras atribuciones.
Según el decreto, los demás organismos del Estado que manejaran fondos reservados para tareas de inteligencia (Fuerzas Armadas y de seguridad) deben informar a la Jefatura de Gabinete respecto a los mismos, a los fines de adoptar el mismo criterio: los que no resulten estrictamente necesario deberán ser transferidos para reforzar las partidas destinadas a afrontar la emergencia social.
Tal como Alberto lo prometiera en el Congreso, el DNU deroga el Decreto 656/16 de Macri (que asignara carácter reservado a todos los fondos que maneja la AFI, independientemente de su destino, y repone los Decretos 1311 y 2415 dictados por Cristina en el 2015, para quitarle el carácter de reservados a los fondos de la central de los espías que no tengan nada que ver con las tareas de inteligencia.
También le encomienda a Camaño proyectar una reforma integral del sistema de inteligencia para que el presidente la envíe al Congreso; y que todas las reformas que haga durante la intervención tengan carácter público.
En la misma edición del Boletín Oficial de hoy se publica el Decreto 56, por el cual se prorroga el período de sesiones extraordinarias del Congreso y se amplía su temario, incorporándose los proyectos para modificar los regímenes jubilatorios de privilegio de la Ley 18464 (Poder Judicial) y 22731 (Personal del Servicio Exterior); un coletazo de la discusión en el Congreso del tema previsional dentro de la ley de emergencia económica, del cual hablábamos acá. Bien ahí Alberto corrigiendo rápido el error.
Y para terminar con el sábado de super acción, el Boletín Oficial también nos trae el Decreto 54, por el cual se modifica el Decreto 102/99 que reglamenta el funcionamiento de la Oficina Anticorrupción, comenzando por volver a exigir el título de abogado para su titular (cargo para el cual se designará al fiscal Félix Crous), para que nos evitemos en el futuro bochornos como la gestión de Laura Alonso.

Comentarios Facebook