Un momento muy incómodo pasó Jorge Molina al ingreso a la Casa de Gobierno adónde acordó la pauta salarial hasta fin de año propuesta por el gobierno.

Es qué varios trabajadores lo recibieron al grito de «traidor», «devolvé la plata que te llevas por mes» (en referencia al sueldo de casi un millón de pesos que percibe nadie sabe en concepto de qué).

Rápidamente se llamó a los camarográfos de los medios para qué no se pasen las imágenes.

Comentarios Facebook