Mirtha Legrand fue nombrada embajadora cultural de la provincia de Santa Fe por Hermes Binner. La conductora de almuerzos (y ahora cenas) es homofóbica, trata a parejas gay que quieran adoptar como eventuales violadores de sus hijos, otorgó un programa entero a difundir una cacería maccartista plagada de mentiras de supuestos pedófilos famosos. Furiosa militante macrista y en las inundaciones de Santa Fe no tuvo ningún gesto solidario, ahora el municipio por decreto la nombró visitante ilustre.

El homenaje es de hace poco, cuando «la Chiqui» vino a Santa Fe por los 35 años de los Midachi.

Como ven, el decreto de Corral se deshace en elogios a su figura, repasando su trayectoria y su currículum, pero omitieron algo: que en el gobierno de Binner el socialismo la declaró «embajadora cultural de la provincia»:

Comentarios Facebook