Todas las empresas hicieron llegar sus facturas en forma electrónica con aumentos de hasta el 15% y fechas de vencimientos improrrogables con intereses por mora.

Esto se choca de narices con lo dispuesto por el presidente de la Nación. Aparte de los ilegal y usurario es profundamente inmoral, teniendo en cuenta que en este aislamiento obligatorio se han transformado en servicios esenciales.

Ya se han realizado las denuncias pertinentes en distintas organizaciones de defensa del consumidor.

 

Comentarios Facebook