La sociedad aparte de medidas concretas que le alivien su desesperante situación, también necesita de señales. Señales que el ajuste pase por los que más tienen, que la timba financiera PAGUE. Que el poder económico PAGUE. Pero también otras señales: simbólicas seguramente porque no hacen al fondo de la cuestión ni son significativas por los montos.

Es necesario que jueces, gobernadores, intendentes, legisladores provinciales y municipales cobren la clausula gatillo en la provincia?

Pero lo que indigna, ante una situación tensa adónde vuelve el discurso de que «se vayan todos», es que los legisladores nacionales tengan una parte de sus suculentos sueldos este atado al dolar.

El tramo del sueldo es el de movilidad, que esta sujeto a las variaciones del costo de la nafta PREMIUN. Parece poco, pero es impudico e innecesario. Son señales simbólicas, pero muy necesarias para estos tiempos de ajustes y esfuerzos que se le pide a la mayoría de la gente.

Comentarios Facebook