Gastronómicos de la ciudad piden que comercios y supermercados también registren a sus clientes

Rodolfo Verde de la Asociación Hotelero de Santa Fe, opinó que el registro de los clientes que se hace en los comedores tendría que realizarse en todos los otros comercios. Sostuvo que el sector hotelero está quebrado y el sector gastronómico «anda muy mal».
   

El titular de la Asociación Hotelero gastronómico de Santa Fe, Rodolfo Verde, contó hoy por LT9 cómo es la situación del sector en la ciudad. «Estamos con 30 hoteles en la ciudad, el 50 por ciento está abierto con sus protocolos, y el otro 50 está cerrado porque no hay circulación. Técnicamente la hotelería está quebrada porque no hay gente, por la pandemia. La Hotelería está muy complicada por eso se pide que se sigan los ATP nacionales, que salga el ATP de Turismo que hace 90 días que nos dicen y no sale. Y estamos pidiendo a la provincia un ATP para cada uno de los empleados porque es un efecto multiplicador ante la gran cantidad de empleados. Tenemos una muy buena comunicación con el gremio, para que no haya ningún cierre de los establecimientos».

«Necesitamos un salvavidas, como el campo, en esta oportunidad la hotelería está quebrada. Los que tienen sus puertas abiertas atienden a personas de servicios esenciales», agregó.

Con respecto al sector gastronómico, mencionó que «hay un movimiento de jóvenes que salen jueves, viernes y sábados, y hay un sector que anda muy mal que es la gastronomía tradicional que anda muy mal, y hay colegas que están viendo de cerrar porque no les dan los números, están viendo si los alquileres los pueden pagar con descuentos, cada uno hizo lo máximo para aguantar los negocios».

En relación a los protocolos en los locales gastronómicos, Verde recordó que «cuando se ingresa hay una planilla donde los clientes dejan los datos por cualquier inconveniente para que se pueda seguir la ruta, se está cumpliendo pero se tendría que hacer en todos lados, en los comercios y supermercados, pero es lo que nos exigió el protocolo y estamos para sumar».

«Los deliverys van decayendo por la falta de dinero y porque se están abriendo los negocios y la gente puede salir. En el caso de los salones de fiesta es el mismo panorama porque no hay clientes, no hay demanda», señaló. También se mostró conforme con la aprobación de los balcones gastronómicos en la ciudad y consideró que «le dará un poco más de aire a la ciudad».

Comentarios Facebook