HOLA, VENGO A QUE ME PUTEEN¬†ūüĎč (Por Gustavo Castro)
Un par de datelis para contextualizar el odioso cronograma de pagos de la provincia. El primero y básico: no hay plata. Para cumplir con los tiempos anteriores, el gobierno de Lifschitz usaba el descubierto bancario. De hecho, lo usó para pagar el aguinaldo antes de las elecciones.
La cuestión es que en la práctica significa pedirle prestado al Nuevo Banco de Santa Fe con los intereses correspondientes. Cuesta unos 70 millones por día, unos 600 palos si contamos -muy a groso modo- la diferencia entre los cronogramas de noviembre y diciembre. Es más o menos lo que se invierte en comedores y copa de leche.
Entonces, en el actual estado de cosas, Perotti resolvió estirar el fixture de sueldos y no garparle al banco. Ustedes dirán si les parece correcto o no.
Y otra cosita m√°s: tambi√©n se usaba la plata de una cosa llamada FUCO, el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales, que es como la suma de todas las cajas de la provincia. Ah√≠ tambi√©n hay guita de municipios y comunas, muchos y muchas casi incendiados. Seg√ļn informaci√≥n oficial, ese caj√≥n qued√≥ casi vac√≠o el 11 de diciembre. Ahora se decidi√≥ no tocar eso. Se insiste: ustedes dir√°n si les parece correcto o no.

PD: nada de esto pasaría si el país no estuviera quebrado.

Comentarios Facebook