«Sentimos que el poder y el dinero una vez más nos ganó porque nosotros somos gente trabajadora»

Así lo manifestó Verónica Gómez, tía de Francisco Sueldo, el nene fallecido en un brutal siniestro vial ocurrido en mayo del año pasado en Ángel Casanello al 2200, respecto a la declaración de inimputabilidad del autor del choque Francisco Lascuraín.
   

Un día después de la declaración de inimputabilidad de Francisco Lascuraín -autor del brutal choque que terminó con la vida de Francisco Sueldo- la tía del nene fallecido en el siniestro vial en mayo de 2019 contó por LT9 las sensaciones sobre la investigación judicial.

«Estoy decepcionada con la Justicia. Esperábamos otra cosa por el apoyo que teníamos de la gente, por lo mediático que fue el caso y por lo tratado en la audiencia anterior. Teníamos esperanza de que las cosas se dieran de otra manera, no solamente por Francisco sino por muchos otros casos», sostuvo Verónica Gómez en comunicación con Adrián Brodsky por LT9.

Uno de los puntos que más le hace ruido a la familia del nene de 11 años es la autorización para conducir que tenía Lascuraín a pesar de presentar un cuadro psiquiátrico complejo, tal como lo determinó el equipo interdisciplinario de la  Junta de Salud Mental.

«Nos preguntamos por qué su familia no se hizo cargo de él (Lascuraín). Si estuvo internado, alguien lo sacó. Cuando le dieron el alta alguien firmó por él, alguien se hizo responsable. Por eso sentimos un vacío porque alguien se tenía que hacer cargo», manifestó la mujer.

Y agregó: «Lamentablemente sentimos que el poder y el dinero una vez más nos ganó porque nosotros somos gente trabajadora. No tenemos el dinero que quizás él tiene o el peso que tiene su familia».

Respecto al reclamo familiar contra la decisión judicial de declararlo insano, Verónica argumentó que quedaron dudas porque «en un momento hubo mucha confusión sobre si estaba o no el carnet de conducir».

Algo similar ocurrió también con el celular del acusado: «En un momento quizás había prubas, mensajes, pero después no había nada». La mujer lo describió como «huequitos» en la investigación «hasta que dijimos ‘ya está’ también por el dolor de los padres».

«Vemos a los padres, tienen crisis de llanto, de angustia. Sienten que es el final de la familia. Por eso dijimos que llegábamos hasta donde ellos puedan llegar, por eso no seguimos», concluyó.

Comentarios Facebook