Trabajar en una radio comunitaria era una deuda pendiente conmigo mismo desde siempre. En este periplo o casi laberinto qué es mi vida cómo periodista no dudé apenas «Pancho» me lo propuso con mucha generosidad.

Es radio artesanal, sin hibrído, a veces sin internet, sin retorno, ni auriculares, menos compu, luz roja, con los ruidos callejeros de una radio barrial (desde el tren hasta el pajarito que se posaba en la ventana). Nada esto me importó, ni me importa.

Sin un operador que supiese manejar compus y consola. Nunca, jamás me quejé ni me quejaría de ello.

Y cómo valor agrego en un mismo edificio adónde funciona un centro comunitario de Salud, en un barrio populoso. Eso me impactó y me enseño muchisímo, porque el periodista que no sigue aprendiendo de la calle, y sólo geoglea y wikipea no tiene futuro.

Honestamente no voy más porque lamentablemente en estos tiempos hay que priorizar la «moneda», y la radio me quitaba tiempo para mí portal y mis obligaciones con otros emprendimientos.

De la misma manera qué creo que los gobiernos deben democratizar la comunicación y los medios y por ende apostar más a este tipo de radio, o comunales o de una ONG, eso no significa que cualquiera que «Ví luz Roja» y subí pueda conducir u opinar, hacer radio, o editoriales sobre por ejemplo Eduardo Duhalde sin saber quién es «Chiche Duhalde» por sólo dar un ejemplo.

Porque inclusive esto en defensa de las nuevas generaciones, que aprenda, no sólo estudiando, informándose, sino que esto es un oficio, y para ello es necesario dos condiciones: Respeto y Humildad.

Y tampoco lucha de egos guardados desde antaño, no es mi culpa el derrotero de quién se cree Gardel y terminó en «chirolita». Siempre pero siempre odié y exigí que no se me presentase como..»El mejor editorialista..o el mejor periodista..o el …» lo que puta sea, sólo soy un periodista más. Eso sí NO ME FALTEN EL RESPETO, ni a mí ni a 1, 100, un MILLÓN de oyentes desinformandolos o quieriendo venderles panfletos de genero, partidarios o «jugando a la radio» o sintiendose eclipsados en su protagonismo» Cada uno sabe en el interior quién fue, es y será. Cada uno sabe quién luchó y peleó más por el producto. Cada uno sabe qué lugar corresponde a cada uno, yo a esta altura del partido, tener que amargarme y sacarme, cerves de por medio, con 4 de copas irrespetuosos, NO.

Porque ahí surgen mis formas de mierda, eso me saca, eso me enoja, eso es faltarle el respeto a quiénes nos dieron la oportunidad conscientes o no de tener esta maravillosa profesión, oficio o lo que mierda sea.

Gracias por este aprendizaje y experiencia maravilloso, soy así, como la rana y el escorpión, está en mi ADN, hago periodismo más allá de quién me escuche, lea o vea sean lo que sean pero lo hago con la misma seriedad qué cuando empecé, y vivo para esto 24/7 hs…aún cagandome de hambre, otros levantan pasajes en un estudio.

Comentarios Facebook