Dramatizan hasta el ridículo la actuación de un seleccionado de fútbol en un Mundial, intereses televisivos, económicos, publicitarios y políticos hacen del tema, un tema de estado. Horas y Horas de medios de todo tipo. Nada se dice del otro fútbol, ese que hace que 2 equipos multimillonarios gaste cientos de millones o miles en jugadores ante la pobreza generalizada.

Como en el país la desigualdad es obscena entre Boca, River y casi el resto de los equipos, por ahí pueden andar Independiente, Racing, San Lorenzo mediando un poco más atrás, el resto, lejos lejísimos. Podría ser un cuadro de la distribución de la riqueza en la argentina. Cómo se puede competir así? ¿Cómo se puede vivir así?

La Afa (el estado) encima favorece hasta el hartazgo el poder económico y ni hablar de los medios y los periodistas.

Pero de esto en el análisis de cómo está el fútbol/país no se habla.

Comentarios Facebook