Es electricista, y labura las 24 hs los 7 días de la semana, su lema «no estafar al cliente». Le ha tocado vivir cosas insólitas, como por ejemplo que lo llamen de urgencia un sabado a las 3 de la mañana pensando que había colapsado la conexión eléctrica y era el disyuntor que había saltado. O un abuelo miedoso que no quería o no se animaba a cambiar la bombilla del velador de su cuarto. El siempre está.

Un tipo joven apasionado, respetuoso y honesto pero sobre todas las cosas capaz.

LLamalo y confía de mí que soy un desconfiado de mierda en estás cosas: 342 421 3615, no te miente y te soluciona esas pequeñas fallas que a veces nos amargan el día.

Comentarios Facebook