Enfático rechazo del Ministerio de Salud de Santa Fe al uso de ivermectina para Covid

El Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe mantiene una postura firme con respecto al uso de la ivermectina, cuya demanda creció en el último tiempo para tratar o incluso prevenir el contagio de coronavirus.

Este antiparasitario, que tiene mayor uso en la medicina veterinaria, según un estudio de la Universidad de Salta (difundido por el Ministerio de Ciencia de la Nación) aplicado a determinada dosis produce la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección. Sin embargo, la cartera sanitaria de Santa Fe desalienta su uso.

El director provincial de Tercer Nivel del Ministerio de Salud, Rodrigo Mediavilla, fue enfático al afirmar: “La Sociedad Argentina de Infectología no está de acuerdo con el uso de la ivermectina, que incluso lo desaconseja. Del mismo modo que la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva no ve bien el uso del ibuprofeno inhalatorio, aunque en ese caso el tema está muy discutido. Son dos instituciones que hacen medicina basada en la evidencia y no en la experiencia”, recalcó.

Aclarando el punto, Mediavilla indicó: “Puede haber gente que tomó ivermectina y no tuvo coronavirus, pero eso es medicina basada en una experiencia, y otra cosa es lo que hacen las sociedades científicas basadas en las evidencias de los estudios. La ciencia no es rígida, pero hoy por hoy es éste el criterio que tenemos, por eso nuestros médicos mantienen este discurso: la ivermectina se desaconseja y hoy es como una automedicación, mientras que el ibuprofeno inhalado está discutido en un montón de sociedades”.

El profesional resaltó que el Ministerio de Salud debe mantener un único criterio, y que siguiendo una disposición de la ministra Sonia Martorano, “el uso del ibuprofeno inhalado se deja a criterio de cada efector. En algunos se utilizó con resultados 50 y 50, y hay otros que directamente no quieren usarlo; hay que respetar la decisión de cada uno”.

Plasma sí

En este contexto, es frecuente que los profesionales de la salud se encuentren con el reclamo de pacientes o familiares para acceder a determinado tratamiento que suponen efectivo: “Es muy difícil cuando se mezclan los conceptos de la medicina basada en la experiencia y en la evidencia. Entonces va un paciente y dice que a la tía le funcionó determinado tratamiento, pero es el médico que atiende el que está poniendo toda su responsabilidad profesional y no puede aconsejar dentro de una institución una conducta terapéutica que no está autorizada, como la ivermectina”, sentenció Mediavilla.

En cambio, la provincia sí alienta la terapia de la plasmaféresis, aun sabiendo que los resultados han sido dispares: “El tratamiento con plasma se vio que era inocuo y se empezó a utilizar con buenos resultados, y con el tiempo aparecieron resultados dispares. Pero en el caso de la ivermectina, la Sociedad Argentina de Infectología dice que la dosis es tóxica, entonces en caso de generarse una insuficiencia hepática, cómo se le explica a la familia que se accedió a usar una medicación no recomendada… eso es mala praxis”, advirtió.

Comentarios Facebook