Crímenes y femicidios en barrios cerrados: el infierno en la jaula de oro

Por: Gustavo H. Mayares

El nuevo femicidio y suicidio en el barrio privado Martindale de Pilar volvió a mediatizar lo que sus habitantes pretenden ocultar tras altos muros y personal de seguridad.

En ‘Las viudas de los jueves’, Claudia Piñeiro narra el lado más oscuro de una vida aparentemente perfecta en un country bonaerense, donde sus habitantes se amurallan para mantener en privado sus alegrías y, sobre todo, sus miserias.

En su novela más vendida, la exitosa escritora argentina parece que solo ficcionalizó muchas de las realidades que esconden esos barrios cerrados, en uno de los cuales se produjo hoy el drama que terminó con un femicidio y el suicidio del femicida.

Este sábado, en la fastuosa vivienda que compartían en el country Martindale de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires, el empresario Jorge Neuss (73) mató a su esposa Silvia Saravia de Neuss (69) y luego se quitó la vida.

Se trata del mismo barrio privado donde el que el 21 de agosto de 2015, el también empresario Fernando Farré (52) degolló y mató de 74 puñaladas a su exesposa Claudia Schaefer, mientras acordaban la división de bienes tras la separación.

Aquel terrible día, delante de los abogados de partes y de la madre del asesino, comenzó una discusión en la cocina. La mujer fue al vestidor para sacar su ropa cuando Farré la sorprendió por la espalda con el cuchillo de cocina con el que la apuñaló.

Claudia murió por una herida en el cuello que llegó hasta la columna vertebral, en medio de más de 70 puñaladas. El informe final de la autopsia indicaba que la víctima presentaba lesiones de defensa.

En junio de 2017, un jurado de 12 personas declaraba a Fernando Farré culpable de homicidio doblemente calificado por vínculo y por femicidio y condenado a prisión perpetua.

Sin embargo, la historia de femicidios y asesinatos en esos cotos cerrados donde los ricos y famosos se solazan no comenzó ni con Farré ni con Neuss.

Los casos de María Marta García Belsunce, Nora Dalmasso y Rosana Galliano pueden recordarse fácilmente. Incluso porque en algunos el trasfondo de violencia doméstica, machista, era una constante, sistemática.

García Belsunce fue asesinada el 27 de octubre de 2002 en el Carmel Country Club, también ubicado en Pilar. El 26 de noviembre de 2006, Dalmasso era hallada sin vida en el barrio Villa Golf de Córdoba. Y Rosana Galliano fue asesinada por su exesposo José Arce cuando fue al barrio El Remanso, en Exaltación de la Cruz, para buscar a los hijos en común.

La lista de casos menos mediáticos puede ser interminable; sobre todo porque el dinero también suele ocultar las mayores aberraciones tras los altos muros de esos y otros countries donde ahora se confina la ‘alta sociedad‘.

Comentarios Facebook