Dispusieron la libertad del policía que mató a dos ladrones

La fiscalía amplió la imputación y le incorporó el «exceso de legítima defensa».
   

Franco Rolón, el policía que trabajando de remisero mató el pasado martes a dos ladrones durante un intento de robo, continuará el proceso en libertad.

Así lo dispuso el juez Pablo Busaniche tras un acuerdo entre el fiscal Andrés Marchi y el abogado defensor Ramiro Díaz Duarte durante una audiencia celebrada durante la mañana de este sábado en los Tribunales santafesinos.

La fiscalía amplió la imputación y le incorporó el “exceso de legítima defensa”, elemento que permitió otorgarle el beneficio a Rolón.

Deberá fijar domicilio, quedar bajo la guarda de un familiar y se le trabó una fianza de $500.000 para continuar en libertad el proceso judicial.

“Agradecemos la objetividad fiscal, valoramos la actitud de la fiscalía de Marchi y Ferrado, acordamos alternativas para que Franco recupera la libertad, entendemos que el proceso debe continuar y que bajo ningún punto de vista peligraba con alguna actitud de Franco porque siempre se ha mostrado para con el proceso a derecho. Entiendo que hay tres variables posibles, legítima defensa, exceso de legítima defensa o la primera atribución que fue el doble homicidio. En este caso la fiscalía decidió ampliar la imputación inicial por un exceso en la legítima defensa. Lo que se le atribuyó fue efectuar disparos con posterioridad al cese de la agresión inicial que dio origen al hecho”, explicó el abogado defensor, Ramiro Díaz Duarte.





Comentarios Facebook