Se trata de Lautaro Sebastián Ríos, de 22 años. La sentencia fue dispuesta por unanimidad en el marco de un juicio oral que finalizó hoy

Imagen ilustrativa

Imagen ilustrativa UNO Santa Fe

14:52 hs – Lunes 16 de Diciembre de 2019

Un joven de 22 años identificado como Lautaro Sebastián Ríos fue condenado a seis años de prisión por la autoría de delitos contra la integridad sexual de dos niños en el marco de un juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. Así lo dispuso por unanimidad el tribunal pluripersonal integrado por los jueces Jorge Patrizi (presidente), Sergio Carraro y Nicolás Falkenberg.

Ríos fue condenado como autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de un niño menor de edad, en concurso real con la autoría del delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de otro niño menor de edad.

Delitos

El fiscal que investigó los ilícitos es Estanislao Giavedoni, quien en el debate estuvo acompañado por el fiscal Federico Grimberg. Luego de conocer el veredicto de los magistrados, los funcionarios del MPA valoraron que “el tribunal tuvo por probada la existencia de los ilícitos, aceptó parcialmente la recalificación y por eso dictó una condena”.

Por otra parte, Giavedoni y Grimberg dijeron no estar conformes con el monto de la pena impuesta. “Seis años de prisión es el mínimo de la escala que establece el Código Penal para los delitos por los cuales fue condenado Ríos. Desde la Fiscalía habíamos solicitado una pena de 10 años y luego, en los alegatos de clausura, incrementamos el pedido a 15 años”, subrayaron.

“Entendemos que es prudente aguardar los fundamentos de los jueces, analizarlos con detenimiento y evaluar la posibilidad de apelar la sentencia, en particular en relación al monto de la pena”, concluyeron los fiscales.

En la casa del acusado

Giavedoni acusó al hombre investigado por ilícitos cometidos desde 2015 y hasta principios de 2017. “Los niños concurrían asiduamente al domicilio en el que Ríos vivía con sus padres, a jugar con su hermanito menor”, explicó el funcionario del MPA y añadió que “el condenado aprovechaba las situaciones en las que estaba a solas con los menores para abusar de ellos”.

“Los delitos contra la integridad sexual son de los más aberrantes que se pueden cometer contra una persona, en especial tratándose de niños, no solo por los derechos que vulnera sino también por lo traumáticas que resultan estas acciones y las consecuencias que producen a lo largo de la vida de una persona”, sostuvo el fiscal Giavedoni.

En este sentido, el funcionario del MPA manifestó que “Ríos aprovechó, no solo su posición de poder respecto de los niños, sino también una situación de múltiple vulnerabilidad de las víctimas para someterlos a los ataques sexuales”.

Comentarios Facebook