Roberta Pozi (así le decía yo) fue una de mis productoras, junto a Marina Bodrone y colaboraba mi hija Joa. Tan divinas las tres, en algún encuentro «culinario» en mi vieja casa de calle Tucumán nació ese amor con un gran tipo como Leo Maqueda. Ella y él, junto a Julio Gonzales, La «Pao», «Javi farías» y tantos, son «La Macía» del Barsa de LT9.

Ella es feliz, y yo por lo tanto también. Pero ella es feliz no sólo por su vida personal sino también por su logro literario en tiempos oscuros en nuestra ciudad para semejante desafío. Aquí la nota:

Roberta Pozzi sacó su primer libro para las primeras infancias Chuza La Lechuza

La comunicadora, docente y exproductora de LT9 acaba de editar su primera obra literaria bajo el título Chuza La Lechuza. Se trata de «un libro de poesía ilustrado para las primeras infancias. Escrito con rimas, que generan atracción en nuestros peques por la musicalidad que aportan. Y con ilustraciones fabulosas, coloridas y amorosas que refuerzan cada escena de la historias que se cuentan».
   

La comunicadora, docente y exproductora de LT9, Roberta Pozzi, acaba de editar su primera obra literaria bajo el título Chuza La Lechuza. Se trata de «un libro de poesía ilustrado para las primeras infancias. Escrito con rimas, que generan atracción en nuestros peques por la musicalidad que aportan. Y con ilustraciones fabulosas, coloridas y amorosas que refuerzan cada escena de la historias que se cuentan».

Esta tarde, en diálogo con Gustavo Galoppo en Aires del Interior, programa que produjo durante años en la siesta de La Líder, Roberta contó detalles de la gestación de su opera prima: «Pudo ver la luz la semana pasada. Es un proyecto de pandemia, del peor momento del encierro crudo que tuvimos en marzo hasta mediados de mayo que fue muy fuerte».

«Nosotros, con mi pareja y mi hija, estuvimos encerrados solamente saliendo al balcón. Fue duro porque estábamos acostumbrados a salir. Pasábamos muchas horas en la habitación jugando, donde tengo una ventana grande que da al Parque Federal y en frente hay un baldío recuperado por vecinos. Ahí le empecé a contar la historia de esa lechuza que vivía en ese baldío urbano y a la que le pasan un montón de cosas», relató la autora.

Sobre estos primeros días en la calle, Roberta dijo que «lo bueno que ha tenido el libro es que me han escrito preguntándome ‘por qué pusiste esto’, ‘qué pasa con esta estrofa’, ‘de quién qusiste hablar en este verso’. Está buenisimo que así suceda porque la literatura es para eso. Estoy sorprendida porque hay interpretaciones diversas».

Los que quieran adquirir un ejemplar pueden tener más información en la cuenta de Facebook Chuza La Lechuza.

Volvé a escuchar la nota completa acá



 

Comentarios Facebook