Ella fue tenista, llegó a semifinal de Roland Garros en el 75, bellísima. Creo, espero no equivocarme qué Belén Giscafré era su hermana, a quién admirábamos por su belleza en las fiestas de fines de los 70 y principios de los 80.

A Belén (insisto espero no equivocarme sí era la hermana de Raquel) después la pude conocer como directiva del cable de Santa Fe, lo cierto es qué mi hermana me manda una imagen de una declaración de Raquel y se emociona, esa vieja heladería de calle Mendoza, aún hoy muchos me dicen: «Ah el hijo de los Colussi de la heladería»

Empezamos con mis hermanos a trabajar desde chicos en esa heladería, y sufrimos mucho cuándo tuvieron que cerrarla, juro que durante 2 años (dos años) jamás volví a caminar por calle Mendoza entre san Gerónimo y San Martín.

Sí hoy me preguntas te juro (de nuevo) qué antes de volver a una radio me gustaría darme el gusto (sí tuviese guita) de reabrir la Heladería, y qué mi vieja me enseñe su receta secreta de crema Vainilla.

Qué estén mis hermanos, mis hijos, sobrinos, nietos, confieso que no soy de comer mucho helado sólo de vez en cuándo, pero me fascina el proceso de fabricación artesanal, tiene mucho de arte también.

Un pequeño recuerdo para un inmenso orgullo.

Comentarios Facebook