Cuál es el estado de salud de la nena picada por un alacrán

La menor de 9 años ingresó el sábado con un cuadro grave tras recibir la picadura del arácnido en su codo. Se la estabilizó en terapia intensiva y se recupera favorablemente.

El pasado sábado por la tarde, una nena de 9 años fue ingresada al Hospital de Niños Dr. Orlando Alassia tras ser picada por un alacrán. La menor se encontraba en estado crítico y con problemas cardíacos generados por el veneno del arácnido. Luego con el transcurso de las horas la menor fue evolucionando. 

Según informó Osvaldo González Carillo, director del hospital Alassia, la niña ingresó con un cuadro de escorpionismo grave. Si bien su estado era grave la evolución es constante y se espera que en las próximas horas se pueda dar el alta.  LEER MÁSUna nena está internada en el hospital Alassia tras ser picada por un alacrán

Según relató el especialista, la nena ingresó con graves problemas cardíacos que con el paso del tiempo se fueron subsanando lo que provocó que la niña pase a una pieza de cuidados normales el domingo por la noche.

La picadura del arácnido fue en el codo de la menor mientras esta estaba durmiendo en su cama.  Según detallo González Carillo, se atienden entre tres o cuatro casos por día en verano y por año se dan entre 300 y 400 casos.

Lo que hay que saber sobre alacranes

El Ministerio de Salud de la Provincia brinda una serie de datos y recomendaciones a la población acerca de estos arácnidos.

Los alacranes se encuentran durante todo el año, pero se registra un aumento de su población a partir de esta época del año, cuando sobreviene el calor. LEER MÁSMurió un bebé de 9 meses por picadura de alacrán

Al ser un animal de hábitos nocturnos, permanece oculto durante el día en el suelo o entre las cortezas de los árboles. Es frecuente encontrarlos en lugares habitados por el hombre, en sitios con maderas caídas, escombros, tejas, ladrillos, (ámbito peridomiciliario) pero, también, dentro de las casas, en grietas de paredes, pisos, zócalos, huecos de revestimiento de maderas, en desagües que conectan con cloacas, habitaciones y depósitos sin aireación, detrás de cuadros, bajo los muebles o entre la ropa y los zapatos.

Comentarios Facebook