Es sumamente grave el estado de salud de una abogada que en la mañana del jueves recibió un balazo en su cabeza, en un sangriento hecho ocurrido en Javier de la Rosa 2300, esto es, en barrio Guadalupe Oeste.

El ataque fue consumado minutos antes de las 10 por un delincuente solitario que sorprendió a Alicia Beatriz Arzadum (65), cuando salía de su domicilio para asistir a una audiencia.

La profesional llegó hasta una Volkswagen Suran que estaba estacionada en la puerta y se ubicó en el asiento del acompañante. Al mando del rodado se encontraba una hija de la mujer.

Al estilo sicario

Pero fue en esos momentos cuando apareció en escena un sujeto, el que se aproximó caminando hasta el vehículo. Sin mayores trámites sacó un arma de fuego y efectuó un disparo en dirección a Arzadum.

El proyectil destrozó el cristal de la puerta del coche e impactó de lleno en el rostro de la abogada. La bala ingresó por el ojo derecho y salió a la altura del occipital, según consignaron luego fuentes médicas del hospital Cullen.

En su recorrido el plomo ocasionó daños de importancia en la región craneal, motivo por el cual el estado de la mujer es crítico. Pedido de auxilio

Consumado el ataque su autor se retiró caminando con rumbo incierto, mientras la hija de la mujer quedaba en situación de pánico.

No obstante la joven tuvo la lucidez de arrancar el vehículo y salir en busca de auxilio. Así fue como poco después la Suran se detuvo en Aristóbulo del Valle y Padre Genesio, frente a la sede del Centro Territorial de Denuncias (donde antes funcionó la Policía Comunitaria).

Como pudo la joven narró a los policías lo que terminaba de sucederle a su madre. Los efectivos rápidamente tomaron nota de la gravedad de la situación y comenzaron a pedir (vía radial) colaboración urgente a sus camaradas.

Al cabo de unos minutos de extrema angustia y tensión varios patrulleros arribaron al lugar. Como la ambulancia no llegaba se tomó la decisión de trasladar a la herida en su propio vehículo.

Dos agentes ascendieron al rodado para acompañar a las víctimas en su viaje hasta el hospital Cullen. Mientras, y como es de rigor para estos casos, se dispuso que tres patrulleros vayan abriendo paso.

Estado de coma

Consultado al respecto, el subdirector del citado nosocomio, doctor Hernán Malatini, confirmó lo delicado del cuadro de la abogada. “Está en estado de coma, con respiración asistida alojada en la Unidad de Terapia Intensiva”. Agregó que no va ser intervenida quirúrgicamente”.

Por su parte agentes de la PDI llegaron hasta el sector donde se consumó el ataque y comenzaron la pesquisa.

En este sentido tomaron contacto con algunos vecinos y con ocasionales testigos para que brinden su versión de los hechos.

Comentarios Facebook