Este fin de semana largo hubo eventos con protocolos y habilitación del municipio.


 

Generó una fuerte polémica en las redes sociales porque se consideró que esas actividades en salones como Posta 36, donde hubo más de 180 personas, entraba en contradicción con las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus.

“El funcionamiento estaba acorde al decreto y al protocolo que debe cumplir otros gastronómicos. La actividad se desarrolló todo en el marco de la legalidad”, afirmó la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad, Carolina Labayrú.

La funcionaria municipal fijó su posición sobre la polémica. En ese sentido, expresó: “Los salones tuvieron que adaptarse a todos los protocolos que cumple el sector gastronómicos. Cuando nos enteramos que iba a abrir Posta 36, lo que se hizo fue asegurar que cumpla el protocolo sanitario presentado en el Ministerio de Trabajo. Eso estaba todo ok”.

Comentarios Facebook