Corria el año 2009 una joven pareja creo que de San Justo, se acercan a la radio (yo estaba en LT 9) y desesperados pedian donaciones para su hijita que tenia una enfermedad (cardiopatia congenita) para viajar a Buenos Aires, no tenian turno en el Garraham y el maravilloso SI maravilloso Hospital Alassia no podia hacer nada, les dije «vuelvan mañana, vemos que se junto», al otro dia vino una tia, Natasha de 9 meses habia muerto. Paso un año y me llama Silvina Frana diputada provincial, luchadora sobre todos los temas y mas de salud, y me dice «Ale esta el convenio con la Nacion para que el Alassia opere las cardiopatias congenitas». Yo como bruto en esos menesteres necesarios de burocracia pense que era una ley y le dije ponele «ley Natasha», y me dijo que no era un convenio de formacion y solventar para ese tipo de intervenciones», salimos al aire, ella lloraba a mi se me caian lagrimas, mi hermana murio por eso.

Hace algunos dias escuche a Osvaldo Medina hablar que se habia caido el convenio, pero era un off the record (no era por desconfirar en el Mono) sino, «no se van a animar», hoy se confirmo. Pense automaticamente en el santi Passegi, cuyo hijo se salvo gracias a una operacion a tiempo, gracias a Dios (en estos casos creo en el Barbudo) y pense que tal vez santi (al que adoro y creo que vi 3 veces en mi vida) sin esto su hijo hubiera muerto. Esto escribio en su muro hoy:

Santi Paseggesi Face: «Bueno, vieron cuando muchos de Ustedes le ponen un corazoncito a las fotos de Justi y le escriben cosas hermosas? Vieron cuando le dicen «luchadora» o «guerrera» porque superó su cardiopatía congénita? Vieron cuando se sensibilizan con casos parecidos, o comparten el pedido desesperado de un papá o una mamá por un corazón para su hijo? BUENO, todo eso es HIPOCRESÍA si permanecen INDIFERENTES a las medidas criminales de este gobierno de cínicos. Y los que defienden esto para mi son BASURA. Ganas de llorar. BASTA.» Puso otro:

Vayan una mañana al área de cardiología infantil del Alassia. Vayan Ustedes mismos y tomen contacto con esa realidad. No saben lo que significa la angustia y la desolación de un hijo enfermo, no. No saben. Por eso son cínicos, basuras insensibles. Y aunque ahora hagan otro acting y digan que «fue un error», ESTE GOBIERNO ESTÁ TERMINADO PARA MÍ. Hasta acá llegué. Y a los que siguen defendiendo este mamarracho, no los quiero ni cerca.

Comentarios Facebook