Zona norte: quiénes habitan en la misteriosa casa del árbol

Hasta un colchón se advierte, los vecinos aún no entienden cómo sucedió lo cierto es que de un día para el otro una casilla, una especie de casa, apareció apoyada en la copa de uno de los frondosos árboles que hacen sombra en el cantero central de la importante Avenida Peñaloza al 6.300, al norte de nuestra ciudad.

Los primeros días los mismos vecinos del barrio se preguntaban entre ellos qué había pasado o cómo apareció semejante construcción que no fue advertida y se construyó en pocas horas.

Maderas, chapas, un colchón y hasta un pedazo de lona vieja de pileta, que simula ser una cortina, son parte de la escenografía de una vivienda que se acomoda entre las ramas del árbol y para poder subir se necesita algo de fuerza para trepar por una cuerda, casi como si fuese una historia sacada de un cuento.

Las primeras versiones indicaban que era habitada por personas en situación de calle pero rápidamente quedaron enterradas cuando una vecina con un almacén de años en la cuadra comentó a Santafe24.com.ar: “No vive nadie ahí, la hicieron los chicos de la zona para jugar. No se cómo lo lograron pero un día se aparecieron con un colchón y al rato ya tenían la casa hecha”.

Cuando el móvil de nuestro portal se retiraba del lugar la voz de un niño se hizo escuchar: “Es nuestra la casita. Una tarde entre varios amigos mirando una película vimos que armaban una casa en un árbol y comenzamos con esa idea. Cada uno trajo algo que no servía más, juntamos otras cosas que estaban tiradas en la calle y la armamos en el árbol. Nadie nos dijo nada y solemos pasar un rato ahí arriba divirtiéndonos entre amigos”, sostuvo con firmeza uno de los pequeños propietarios del PH en altura.

La construcción precaria que despertó curiosidad y por momentos soltó diversas historias, simplemente mostró el lado aventurero de chicos del barrio que en tiempos de pandemia tuvieron como idea construir una casa en un árbol.

Comentarios Facebook