Madres podrán cultivar marihuana para fines medicinales
La justicia federal avaló el pedido de un grupo de personas que habían presentado un recurso de amparo. El pedido lo había hecho Las Madres que se Plantan en la ciudad de Rosario.

La justicia federal permitió el autocultivo de cannabis con fines medicinales en niños y niñas que padecen fermedades específicas. El pedido había sido realizado por la agrupación Madres que se Plantan que agrupa a personas que cultivan marihuana para sacar el aceite de cannabis y, de esta manera, poder darle en pequeñas dosis el suministro que necesitan sus hijos.

Entre los fundamentos del recurso de amparo presentado en julio pasado, se destacaba que el autocultivo es la única herramientas que tienen los usuarios para poder asegurarse la provisión de su medicina con seguridad y con la composición exacta que cada una de sus patologías requiere.

LEER MÁS
Madres reclaman poder cultivar marihuana
Tras el fallo, en un plazo de 30 días, las madres deberán promover la inscripción de sus hijos en los registros del Programa Nacional referido por la ley 27.350 en calidad de pacientes en tratamientos para obtener, en ese sentido, un marco de mínima seguridad para continuar en un camino que muchas veces los pone al límite de la legalidad.

En la ciudad también se reclama

Referentes de «Mamá Cultiva» siguen reclamando poder cultivar marihuana sin ser penalizadas. Patricia Molina, quien integra este colectivo de mujeres en Santa Fe, dijo: «Nosotros apelamos al autocultivo porque el aceite que se exporta esta hecho con semillas y nosotros utilizamos toda la planta». Y subrayó que «está comprobado que el aceite que se exporta no siempre sirve».

Karina Pietro es mamá de Juan Cruz, un pequeño que sufre autismo con síndrome de Asperger y a los micrófonos de LT10 explicó que su hijo «no socializaba ni podía fijar la mirada. Juan cruz era un chico completamente diferente hasta el uso del aceite de cannabis según explica su madre. Con respecto a los cambios visibles Pietro explica que puede parecer algo simple pero desde que ella usa el cannabis medicinal con su hijo logró «cosas importantes como el contacto visual, poder salir a la calle y, entre otras cosas, su hijo fue invitado a participar de eventos sociales como una pijamada algo que antes era imposible».

Comentarios Facebook