«El proyecto original llamado «Ley de Emergencia» presentado por el Gobierno a fines del año pasado fue rechazado por amplia mayoría de votos (Los de ustedes, digamos todo) en la Cámara de Diputados en su sesión de día 30 de diciembre. A pesar de la urgencia que, presuntamente tenía el tema, 39 días después, el 7 de febrero, el proyecto fue nuevamente presentado por la Cámara de Senadores, (Pero mostro, eso es porque ustedes decretaron receso en enero. ¿Qué querían, que Perotti se los llevara a la playa?) bajo el título de «Ley de Necesidad Pública» con un contenido muy similar al proyecto original. (¿Y vos como lo sabés si entró por el Senado, y presidís Diputados?)
Entre tanto hubo una ronda de diálogo del Gobierno con todos los partidos políticos con representación parlamentaria. (Pero cómo ¿no era que el gobierno se negaba a dialogar?) En los mismos, (¿En los mismos qué?) la mayoría de los partidos de la oposición manifestamos nuestra predisposición a reconsiderar el proyecto, para lo cual solicitábamos que la nueva ley se desglosara en varias iniciativas según los distintos temas  (¿Y por qué, como sería, un artículo para cada cosa?) y además que ingresara por la Cámara de Diputados. (Esto último es absurdo: ¿cuál sería el fundamento si no contiene impuestos ni nada parecido, y en la provincia no existe esa cláusula como en la Nación?) Ninguno de los pedidos fueron atendidos. (Tremendo: el gobernador mandó un proyecto a extraordinarias, que solo puede hacerlo él según la Constitución, por la Cámara donde tiene mayoría, y todo junto. Donde iremos a parar) 
Casi un mes después de su ingreso, la Cámara de Senadores le dio media sanción, sólo con los votos del oficialismo. (Claro, pero como ahí ustedes votaron en contra, la mayoría no vale, como cuando lo rechazaron en Diputados. ¿Entendimos bien, es así? Igual, dos radicales se abstuvieron, te cuento) Fracasaron hasta ahí los intentos de senadores oficialistas y de la oposición de encontrar un acuerdo con el Gobierno que permitiera una votación unánime. (¿Como piden unanimidad, y la pluralidad de opiniones y coso, que es la Legislatura al final, una escribanía del gobierno? Pónganse de acuerdo)
Considerando esos antecedentes y ratificando una vez más nuestra vocación de diálogo y predisposición favorable para buscar acuerdos que sean respetuosos de las distintas visiones políticas que caracterizan a esta Cámara, he tomado las siguientes decisiones:
1) Convocar a sesión de la Cámara para el día de mañana, cosa que no estaba prevista,  (¿No estaba previsto que la Cámara trabaje, notamos un dejo de queja al respecto? Porque antes te habías quejado de la demora en volver a mandar el proyecto, cuando se habían rajado todos por el receso. Estás un poco caprichosín) con el objetivo de darle ingreso a la media sanción del Senado (Siempre en la vida hay que ponerse objetivos ambiciosos, bien: recibir un expediente, por ejemplo) y habilitar su tratamiento, sin más demoras. (Eso, pónganle el sello)
2) Convocar a la Comisión de Labor Parlamentaria para que sesione de manera permanente desde el jueves 12 en adelante, (Convocar a una comisión, bien, seguimos tomando medidas fuertes, se nota que venís con el envión de la gestión de cuatro años en el Ejecutivo) a los efectos de lograr un proyecto de consenso que contemple las posiciones de los distintos bloques, en el menor tiempo posible. (Suena a canción de Serrat, esto)
3) Proponer que se apruebe un pedido de preferencia (Proponer que se apruebe un pedido. ¿No es muy fuerte? Digo, no se apresuren, porque la pueden pifiar. Ni que existiera una situación de emergencia, o algo por el estilo) para el tratamiento del proyecto en la próxima sesión, (O sea que, estando en extraordinarias, esta sesión de hoy que la vendés como una decisión estratégica de estadista, se limitaría a ponerle un sello a un expediente, y nos vemos la semana que viene. Perfecto, quedamos así) solicitando que el mismo se gire sólo a las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales y Legislación General, a los efectos de darle un trámite expeditivo. (Yo si le fuera a dar un trámite expeditivo no lo mandaría a una comisión, menos a dos. Yo, eh)
4) Convocar a todos los actores políticos de la provincia, del gobierno y de la oposición a evitar expresiones que condicionen el libre juego de la democracia, descalificaciones o agravios personales o políticos, que en nada contribuyen a generar ambientes propicios para el diálogo y el consenso. (Estamos de acuerdo, avisále a Joaquín Blanco, ponéle, que sigue hablando de que Perotti pide superpoderes, o se siente un emperador)
Ing. Miguel Lifschitz. PresidenteCámara de Diputados Santa Fe «
(Las negritas son nuestras, el original acá) Tuits relacionados:

Sergio Delfino@serdelfino

Lo que es no poder parar de gestionar eh… https://twitter.com/lacorrientek/status/1237869616392593408 

La Corriente K@lacorrientek

En una decisión estratégica que lo pinta de cuerpo entero como un estadista, Lifschitz convocó a la Cámara de Diputados que preside, para que le de entrada a un proyecto de ley del Ejecutivo (en extraordinarias) y lo trate la semana que viene @serdelfino. Impresionante.

La Corriente K@lacorrientek

Sigue con el envión de cuando era gobernador

Ver los otros Tweets de La Corriente K

Sergio Delfino@serdelfino

Un tsunami de iniciativas

La Corriente K@lacorrientek

Es imposible seguirle el ritmo

Ver los otros Tweets de La Corriente K

Comentarios Facebook