Me enamoró apenas la ví. Fuí injusto desde el principio. Ella tenía todo por vivir más allá de cierto vacio lógico por llenar en la adolescencia y yo le llevaba 11 años, ya sabía mi destino, tenía hijos y una carrera. Ella es y era brillante, pero yo había dado una decada entera a la radio resignando todo, y con la mamá de mis hijos ( divina Flor) habíamos hecho un contrato virtual para estar juntos. Ella crío a mis hijos como suyos propios, resigno su carrera, sufrió la consecuencias de ser la pareja de…, me soporto, y yo en mi locura injustificable (aunque pueda explicarlo pero jamas justificarlo) le robé sus mejores años, fisica, sicologicamente y profesionalmente. Sí aún la amo, NO, Ahora la amo. No sé ama lo que se lastima. Si quisiera estar con ella NO, cuándo te das cuenta que amas tanto, terminas sintiendo alivio si ella es feliz sea como sea, aún me da taquicardia cuando nos vemos, aun bajo la mirada o no la miro a los ojos, aún la celo pero como instinto estúpido de sentido machista o por que no quiero que nadie más la dañe. Ella es brillante, gran escritora y esta ciudad y yo en menor parte la estropeamos, «No hay como arruinar un talento innato». Ella, la única persona que me gustaría ver, más allá de mis hijos, en los últimos minutos de mi vida, solo para que después de tantas mentiras y traiciones de mi parte, me crea que la AME desde que la conocí.

Comentarios Facebook