El empresario santafesino, titular de Jerárquicos (cuyo crecimiento económico ha despertado sospechas) es hijo del famoso Sagardía del caso Fendrich. Detrás de su rol empresarial y político se esconde una persona con múltiples denuncias por «violencia de genero», acoso sexual, laboral y físico.

Su última ex mujer debió ser custodiada mientras Sagardía hijo retiraba sus pertnencias del hogar al cual la Justicia le ordeno retirarse, la misma mujer debió tener una custodia policial y el botón antipánico le fu renovado por otros 6 meses.

Sus otras ex parejas han recorrido un camino similar, como así también empleadas de «jerarquicos».

Comentarios Facebook