El fiscal federal N° 1 de Santa Fe, Gustavo Onel, solicitó al juez federal Reinaldo Rodríguez la elevación a juicio de de la causa que investiga al famoso narcotraficante de la Costa, Daniel “el Tuerto” Mendoza, acusado de ser «coautor del delito de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas».

Por la causa ya fue condenado en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe Matías Trejo, un joven de 21 años oriundo de Rafaela, quien al momento de ser detenido indicó que trabajaba para Mendoza. En tanto, María Angelica Aressi, expareja de Mendoza, cuenta con pedido de captura vigente.

La causa se originó el 17 de abril del 2017, cuando la Brigada Motorizada de la Policía de Santa Fe detuvo a Trejo en calle San Luis e Irigoyen Freyre cuando iba a tomar un colectivo, en la terminal de ómnibus, con detenido a la ciudad de Rafaela.

Cuando Trejo se percató de la presencia policial, giró sobre sus pasos y comenzó a correr. Los funcionarios policiales advirtieron la situación y lo persiguieron hasta lograr su captura. Luego de identificarlo, efectuaron una requisa sobre sus pertenencias, y encontraron en el interior de su mochila una bolsa de nylon de color negro, que contenía seis envoltorios con marihuana,por un pesaje total de un kilo.

Fue en ese entonces, cuando el joven manifestó espontáneamente que trabajaba para Daniel Mendoza, quien se encontraba privado de su libertad en la cárcel de Las Flores con salidas transitorias, y con quien se comunicaba a través de su celular. Trejo además agregó que ese día había concurrido a la vivienda de Mendoza, ubicada en la ciudad de Santo Tomé, y que «El Tuerto» le entregó la droga para que la traslade a una plaza lindera a la Sociedad Rural de la ciudad de Rafaela. Allí iba a ser recibido por una mujer que le iba a pagar $1.500 por el transporte.

Allanamientos y detención en Córdoba

Las pesquisas permitieron acreditar que Mendoza, al momento de la detención de Trejo, cumplió una condena en la Unidad Penitenciaria de Las Flores y fue beneficiario de salidas transitorias luego de haber sido condenado en 2015 por el delito de venta y fabricación de estupefacientes en el marco de la causa que condenó al exjefe de la policía provincial, Hugo Tognoli.

En esa linea, la pesquisa instruida en la Fiscalía Federal N° 1 logró establecer que Mendoza organizaba la distribución de material estupefaciente desde su lugar de detención, mientras que Trejo se encargaba del traslado del cargamento a Rafaela con la colaboración de Aressi que ese entonces residía en una vivienda de calle Cibils al 3400 de la ciudad de Santo Tomé.

Tales circunstancias derivaron en que el juez Reinaldo Rodríguez dispuso una requisa en la celda en la que se encontraba alojado Mendoza, que no arrojó resultados de interés para la causa y además de la vivienda de Santo Tomé donde asistía Mendoza tras egresar del penal por las salidas transitorias. En el inmueble los investigadores secuestraron cinco teléfonos celulares, y un recorte de papel que decía: “RAFAELA: MATIAS: 800″, una clara evidencia de la actividad clandestina que emplea fuera de la cárcel.

Cuando la causa avanzó en el llamado a indagatoria, no logró concretarse debido a que Mendoza no regresó de una salida transitoria al penal en septiembre del 2017 por lo que el Juzgado libró el pedido de captura nacional e internacional. Sin embargo, un año después, el 30 de noviembre del 2018, el «Tuerto» fue capturado en la localidad de Embalse, un municipio del departamento Calamuchita, situado a pocos kilómetros de la ciudad de Río Tercero.

Comentarios Facebook