El fiscal Ponce Asahad fue imputado y permanecerá en prisión por al menos 90 días

El fiscal, que está sospechado de recibir coimas a cambio de impunidad, se declaró inocente. Ayer, la Jueza Eleonora Verón le imputó los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivo agravado y transmisión de datos reservados en carácter de coautor, todos en concurso ideal y en grado consumado.
   

La jueza Eleonora Verón dictó prisión preventiva efectiva por 90 días para el fiscal Gustavo Ponce Asahad, mientras continúa la investigación por sospechas de presuntas coimas a cambio de impunidad a personas vinculadas a extorsiones y al juego clandestino.

En tanto, el colaborador del funcionario judicial, Nelson Ugolini, deberá pagar una caución económica de 4.982 dólares, dinero secuestrado en su domicilio en el allanamiento; y firmar semanalmente ante la Oficina de Gestión Judicial.

Fue el cierre de una intensa jornada de trabajo en el Centro de Justicia Penal de Rosario, donde se repasaron videos e incluso grabación de conversaciones telefónicas tanto de los fiscales Gustavo Ponce Asahad y Patricio Serjal, como de las oficinas del capitalista de juego clandestino Leonardo Peiti, imputado arrepentido.

Ponce Asahad se declaró inocente durante la audiencia y expresó: «Tuve una desestabilización el sábado, con una internación transitoria en un centro para estabilizarme. Humanamente estoy devastado”.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) detalló que Ponce Asahad fue imputado por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivo agravado y transmisión de datos reservados en carácter de coautor, todos en concurso ideal y en grado consumado.

En tanto, a Ugolini se le atribuyen los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y transmisión de datos reservados en carácter de coautor y cohecho pasivo agravado en carácter de partícipe primario, todos en concurso ideal y en grado consumado.

En la audiencia, acusaron las fiscales Gisela Paolicelli y María Eugenia Iribarren y los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

También se mencionó la participación de Patricio Serjal en carácter de fiscal regional, en la tarea de «diseñar y ejecutar un plan cuyo objeto fue recibir dinero del ya imputado Leonardo Peiti y a cambio se comprometían a transmitir información reservada, no investigar hechos que podrían construir delitos o interferir en las investigaciones en curso retardar u omitir dictámenes propios de su competencia con objeto que no prosperen posibles imputaciones”.

La audiencia tuvo varias derivaciones como la difusión de imágenes del actual abogado del Sindicato de Trabajadores Municipales, Aníbal Porri, trasladando a Leonardo Peiti para hacer el pago de 10 mil dólares a Gustavo Ponce Asahad, cerca del domicilio del fiscal.

También se exhibieron filmaciones de un encuentro entre Ponce Asahad con el abogado de Peiti en el estacionamiento de calle Jujuy entre Alvear y Santiago el día 24 de julio.

El MPA detalló  en un comunicado que «en las imágenes se puede observar como el abogado ya se encuentra esperando en el interior del estacionamiento, siendo el imputado (Ponce Asahad) quien arriba momentos después y en una charla le sugiere que L.P. no lo nombre a él ni a otras personas en su declaración».

Además, se repasaron grabaciones donde la Secretaria de Peiti recibe el llamado de un diputado mandato cumplido, Darío Scataglini, quien pide hablar con el empresario, mencionando al senador justicialista Armando Traferri.

En tanto, una importante fuente con acceso a la investigación dio a entender esta mañana que el expediente deparará aún muchas novedades. Lo resumió en una frase: «En los días siguientes va a haber más rock and roll».

Comentarios Facebook