Tras la marcha anticuarentena, aparecieron rotas las cruces de la inundación de 2003

Tras la marcha por el fin de la cuarentena que se realizó el sábado por la tarde en la Plaza 25 de Mayo, comenzó a circular una foto donde se ven rotas y arrancadas, las cruces de madera que conmemoran las muertes de la inundación. Las personas que atacaron la intervención aún no fueron identificadas.

Integrantes de la Marcha de las Antorchas se acercaron a la plaza para reponer los destrozos.

Las cruces se ubican, desde 2003, en la Plaza 25 de Mayo, frente a la Casa Gris y los Tribunales, junto a un cartel que indica: “Por los muertos de la inundación. 29 de abril de 2003. Justicia en todo y para todos”. Fueron colocadas por el movimiento de inundados. Materializan el reclamo contra la impunidad de los responsables del crimen hídrico que costó 158 vidas.

En diálogo con el diario Pausa, José Juan Domingo González, integrante del movimiento de inundados, manifestó que “cada uno tiene derecho a hacer los reclamos que quiera, pero ninguna persona puede destruir o pisotear los símbolos de la lucha”. “Las cruces de la Plaza 25 de Mayo, frente a todo el poder de Santa Fe, frente al gobierno, a la Justicia y a la Iglesia marcan un símbolo y serán retiradas el día que la Justicia haya cumplido con su deber”, afirmó.

Visiblemente conmovido, González expresó: “Cuando ves que te agravian, por cómo están las cruces y por cómo circuló la foto, el dolor florece fuertemente. Siempre pido: no a la impunidad y sí a la justicia. Solo con eso las heridas de 2003 se van a cerrar”.

María Claudia Albornoz, integrante de la Carpa Negra por la Dignidad y la Justicia, sintetizó: “Nos levantamos este domingo con una imagen muy dolorosa”. “Cuidamos esas cruces hace 17 años y para el pueblo inundado significan la muerte de personas por el crimen que cometió Carlos Alberto Reutemann al dejar una defensa abierta y al no evacuar a 130 mil santafesinas y santafesinos”, señaló.

La militante social de barrio Chalet afirmó: “Nos parece una contradicción muy tremenda que aquellos que dicen defender la democracia y la república pisoteen una lucha que en la ciudad de Santa Fe tiene una significación muy importante, que es por justicia y por memoria. Hoy se pone al rojo vivo esta situación de quiebre entre aquellos que creen que defienden algo y pisotean otra cosa”. “Pedimos respeto por las luchas, las muertes y por esta exigencia de justicia que tiene tanto tiempo en Santa Fe”, demandó.

Asimismo, Albornoz agregó: “Nos preocupa que aquellos que dicen defender la democracia pongan en juego sus vidas y las vidas de otras personas, porque no cuidan situaciones tan simples como el aislamiento”.

En ese sentido, la referenta de la Carpa Negra recordó: “El pueblo inundado tomó esa conciencia, por eso este año ni siquiera movilizamos a la plaza que históricamente nos reunió”.

Por su parte, Jorge Castro, integrante del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, sostuvo: “La rotura de las cruces muestra una vez más la incomprensión y la desidia entre la lucha del pueblo santafesino y la manifestación del sábado”. “Más allá de su derecho a manifestarse, no pueden ir contra el derecho de la gran mayoría del pueblo santafesino que luchó por justicia, verdad y memoria de los hechos acontecidos el 29 de abril de 2003”, consideró. Para Castro, “lo mínimo que tendrían que hacer es pedir disculpas por los hechos que ocurrieron”.

Castro, uno de los querellantes de la Causa Inundación, recordó que no es la primera vez que ocurre una situación de estas características. “El primero que atacó las cruces fue el gobierno que nos inundó, que mandó barrabravas a sacarlas en 2005 y 2007”. “Los pueblos que no luchan por su memoria vuelven a repetir la historia. Desde el MEDH no vamos a cercenar el derecho de manifestarse de nadie, pero esa manifestación no puede ir contra de la historia, la memoria y la lucha por justicia del pueblo santafesino”, cerró el referente.

Fuente: Pausa

Comentarios Facebook