30.5 C
Santa Fe, Ar
domingo, octubre 25, 2020
Inicio HDP El «niño» mimado de los medios y ahora….

El «niño» mimado de los medios y ahora….

Una historia de extorsión: el artista «Cobre» firmó una probation por intentar chantajear a su expareja

Andrés Iglesias amenazó a su exnovia con publicar fotos y videos íntimos si la joven no le entregaba una suma de dinero. Para evitar el juicio, «Cobre» acordó acatar una orden de alejamiento y realizar un curso sobre violencia de género, entre otras reglas de conducta.

El artista santafesino Andrés Iglesias, más conocido como «Cobre», aceptó una suspensión de juicio a prueba (probation) tras haber sido imputado por el delito de extorsión en grado de tentativa, en perjuicio de una joven que fue su pareja y a quien intentó chantajear meses atrás, advirtiéndole que publicaría fotos y videos íntimos –obtenidos en la época en que ambos mantenían una relación– si la víctima no le entregaba una determinada cantidad de dinero.

Ante la actitud extorsiva de Iglesias, la joven denunció en sede policial lo que estaba viviendo. Eso motorizó una investigación dirigida por el Ministerio Público de la Acusación, que incluyó un procedimiento en el mes de junio durante el cual se secuestraron teléfonos celulares. Las pericias tecnológicas forenses realizadas sobre los dispositivos permitieron comprobar la existencia de las fotos y videos, así como acreditar los mensajes que formaron parte del chantaje.

Las pericias tecnológicas forenses realizadas sobre los dispositivos permitieron comprobar la existencia de las fotos y videos, así como acreditar los mensajes que formaron parte de la tentativa de extorsión.

Las pericias tecnológicas forenses realizadas sobre los dispositivos permitieron comprobar la existencia de las fotos y videos, así como acreditar los mensajes que formaron parte de la tentativa de extorsión.

A partir de los resultados de las pericias, el fiscal José Ignacio Suasnábar lo imputó el 21 de agosto como «autor de extorsión por chantaje en grado de tentativa». Frente a esta situación procesal, Iglesias aceptó la suspensión de juicio a prueba por un año, periodo durante el cual deberá cumplir con reglas de conductas acordadas previamente, entre las que se destacan:

– Abstenerse de mantener contacto personal por cualquier medio (telefónico, electrónico, tecnológico, redes sociales o por interpósita persona) y de acercarse a una distancia menor a los 200 metros de su expareja;

– Realizar un curso sobre «violencias del patriarcado» con su debida acreditación;

– Someterse a la supervisión de la Dirección Provincial de Control Pos Penitenciaria;

– Abonar una reparación económica.

Posteo de desagravio

Iglesias había publicado también un posteo en su cuenta de Instagram (en la que tiene más de 45.000 seguidores) acusando falsamente a su expareja de haberle robado dinero. Como actitud reparatoria y de desagravio, el imputado se comprometió a realizar una publicación en la misma red social, desmintiendo dicha acusación. El nuevo posteo deberá permanecer durante 30 días en su perfil, estará cerrado a comentarios y tendrá «arrobada» a la víctima. El objetivo es que el mismo público que en aquel momento había leído la acusación, ahora sea testigo del desagravio.

Si al cabo de un año se demuestra que Iglesias ha cumplido con todas las medidas acordadas, el caso se cerrará sin la realización del juicio y con el dictado del sobreseimiento para el acusado. Por el contrario, si el artista viola alguna de las reglas de conducta, eso derivaría en que la causa se pueda encaminar a un juicio.

Comentarios Facebook

WhatsApp chat