La Justicia federal pidió investigar a una fiscal en el caso Oldani

Para el fiscal federal Walter Rodríguez, el lugar donde mataron al empresario era una cueva donde operaban personas poderosas. La fiscal de Homicidios Cristina Ferraro, no impidió que la noche del crimen sacaran una cuantiosa suma de dinero de dudosa justificación

A poco más de seis meses del homicidio del empresario Hugo Oldani, ocurrido el 11 de febrero de este año en una galería céntrica de Santa Fe, el fiscal federal Walter Rodríguez elaboró un oficio de carácter reservado que envió al Ministerio de Seguridad de la Provincia por la posibilidad de que en el lugar del crimen se hubieran cometido distintos delitos.

Por un lado, planteó la sospecha de que allí funcionara una “cueva” financiera y reveló que, según testimonios recogidos, se habría manejado dinero proveniente de la recaudación ilegal de la Policía de la Unidad Regional I, más precisamente de la División Motorizada.

Leer también: Imputaron a dos jefes policiales en el caso Oldani 

Además, el fiscal federal denuncia por el posible delito de encubrimiento a la fiscal provincial Cristina Ferraro. Según el escrito de Walter Rodríguez, la fiscal permitió a la hija de Oldani y al yerno del fallecido presenciar todo el procedimiento inmediato a la muerte. Luego, los autorizó a llevarse de la oficina el dinero y los elementos de valor que allí se encontraban. Incluso, avaló el pedido de ambos de que no se abriera una caja fuerte que estaba en el lugar.

Investigación

El fiscal federal dice que personas desconocidas estacionaban en una playa frente a la Galería Rivadavia; bajaban con cajas de cartón, ingresaban a las oficinas de Oldani y partían con rumbo desconocido.

Leer también: El caso Oldani, en la órbita de la Justicia Federal

De esta manera, se perdieron pruebas que pudieron resultar relevantes para esclarecer el homicidio y para determinar si en esa oficina se realizaban operaciones financieras de carácter ilegal. Hace apenas algunas semanas, el fiscal regional Carlos Arietti apartó de esta causa a la fiscal Ferraro.

Para realizar la investigación sobre los hechos, el fiscal federal Rodríguez se manejó estrictamente con un pequeño grupo de efectivos de la Policía Federal que llegaron desde la ciudad de Buenos Aires.

Cabe recordar, que frente a los escasos avances iniciales en las investigaciones sobre posibles delitos complejos, en julio pasado el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, presentó una denuncia ante la Justicia Federal.

Comentarios Facebook