Walter Rodríguez había denunciado ayer la connivencia entre policías y bandas delictivas que operan en Santa Fe. A la noche balearon al jefe de la delegación local de la policía Federal

Como si se tratara de una premonición de lo que luego iba a suceder, el fiscal federal de Santa Fe Walter Rodríguez había advertido este lunes en un medio rosarino la indisimulable complicidad entre agentes de la Policía Federal (PF) y bandas narcos que operan en nuestra zona. Horas más tarde iba a ser atacado a balazos el jefe de la delegación santafesina de la PF, Mariano Valdés, en la autopista Rosario-Buenos Aires.

Corrupción

En una entrevista a LT8 de Rosario, Rodríguez denunció complicidad de las fuerzas federales con organizaciones criminales, calificó la situación de «alarmante» y consideró que la situación es de «gravedad institucional», debido a los estrechos vínculos que tienen con las bandas de narcotraficantes.

Carta a Bullrich

«Hay niveles de complicidad con el delito en ambas fuerzas (federales y provinciales) y en un número significativo», aseguró Rodríguez, quien elevó una carta a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en la que le pidió que «adopte las medidas necesarias» para poner fin al «nivel alarmante de corrupción institucional en las fuerzas federales».

«Producto de haber intervenido en numerosas oportunidades en causas donde aparecen involucrados miembros de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales, curse una segunda comunicación al ministerio de seguridad de la nación, advirtiendo una repetición en este fenómeno que repercute en mi trabajo», dijo el fiscal.

«Como fiscales tenemos la obligación de conducir investigaciones de manera técnica y nos valemos de la colaboración de las fuerzas de seguridad para desplegar los trabajos operativos; tenemos graves dificultades para poder cumplir este último aspecto de manera sensata», señaló Rodriguez, quien ratificó que existe connivencia entre las fuerzas federales y las bandas narco.

«El dejar hacer (mirar para otro lado en temas de venta de drogas) y la intervención misma de integrantes de las fuerzas de seguridad ya desplegando acciones en el delito concreto; este último es mas grave», afirmó Rodríguez y concluyó: «Al estar en la vereda de enfrente, nos vemos impedidos de contar con colaboradores para poder realizar nuestro trabajo».

Ataque

Horas después de esas declaraciones, el jefe de la delegación local de la Policía Federal, Mariano Ezequiel Valdes, fue atacado a balazos en plena autopista Rosario-Buenos Aires a la altura de Puente Pavón (Villa Constitución). El violento episodio tuvo lugar anoche, alrededor de las 21, y el funcionario policial se encuentra ahora internado en un hospital de Arroyo Seco con dos heridas de bala.

Corrupción

Valdes había asumido la jefatura local de la Policía Federal en reemplazo de Marcelo Lepwalts, detenido en mayo pasado junto a otros policías, acusados de haber «negociado» con un presunto narco detenido mejoras procesales.

Comentarios Facebook