EL DIARIO DE LA MAFIA

El tuit de apertura corresponde a ésta nota de Ari Lijalad en El Destape Web, en la que cuenta que «l Gobierno anunció que va a apelar el fallo que lograron Héctor Magnetto y sus socios para evitar los controles del Estado en la fusión de Cablevisión y Telecom. Lo hará a través de la Comisión Nacional de Valores (CNV), el organismo encargado del fiscalizar esas operaciones al que ese fallo judicial, pretende atar de manos.
Se trata de una causa trucha armada por un accionista suelto de Cablevisión que curiosamente hizo el mismo planteo judicial que la empresa pero en otro expediente; cosa de que los jueces no tuvieran que fallar directamente ante una presentación del propio Magnetto o los directivos del hólding. Al fusionarse las empresas debían hacer una Oferta Pública de Acciones (OPA), que implica ofrecerle a todos los accionistas comprar su parte de la empresa ante el cambio en la conducción de la misma. A mediados de 2018 hicieron la OPA y ofrecieron 110 pesos por acciones que valían 145 y que hoy valen más de 400 pesos.
Como los funcionarios de línea de la CNV plantearon objeciones a ese precio bajo, Magnetto siguió una doble vía: judicializó el tema para bloquear el accionar de la CNV y logró que las autoridades macristas le adaptaran la legislación a medida para no realizar la OPA. La maniobra perjudicó a los accionistas minoritarios, entre ellos la ANSES, que al día de hoy tiene el 11,34% de Telecom y el 9% de Cablevisión Holding, las dos empresas que se fusionaron.
La ANSES tiene esas acciones desde los tiempos de las AFJP, cuando empresas como el grupo Clarín se financiaban con «la plata de los jubilados», emitiendo ON (obligaciones negociables), a cambio de participaciones accionarias a los que las suscribieran. ;ientras esos «socios» fueran privados nunca les molestó, pero cuando el Estado tomó el control de los activos de las AFJP, pasó a convertirse en una molestia: todos recordamos por ejemplo la resistencia de Techint a permitir que se designaran directores en representación de ANSES en Siderar, cuando el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) tiene el 26 % de las acciones de la empresa.
Amén de eso, allá por el 2012 Cristina impulsó una modificación de la ley que regula los mercados de capitales, que el Congreso aprobó como Ley 26831. Esa reforma contemplaba entre otras cuestiones, en su artículo 20, ampliar las facultades de contralor de la Comisión Nacional de Valores (CNV), para proteger los derechos de los accionistas minoritarios de las sociedades; como al Fondo de ANSES en Telecom o Cablevisión, o el Estado nacional en Papel Prensa.
Pues bien, en julio del 2018 (o sea, apenas dos meses antes de la fusión), Clarín logró que el gobierno de Macri hiciera aprobar por el Congreso la Ley 27440 que desguazó la reforma de Cristina, como hicieron con la ley de medios, suprimiendo con precisión quirúrgica esas facultades: lo necesitaban para consumar la fusión, en los términos pretendidos por ellos y sin controles molestos. Acá hay más información al respecto, para que vean que se trató de otra «ley Clarín», como la de bienes culturales.
Clarín usó «la plata de los jubilados» para financiarse durante el menemato, agitó en contra de la disolución del sistema de las AFJP, logró que en el 2012 y cuando se discutía la que luego sería la Ley 26831, la UCR -que la había votado a favor en Diputados- votara en contra en el Senado el artículo 20 que le molestaba; y ya con Macri y como dijimos, logró podar de la ley de los mercados de capitales, los artículos que le molestaban. Ahora consiguió que jueces venales fallaran a su favor, como tantas veces: lo que se dice un auténtico diario de la mafia.

Comentarios Facebook