El cuco

El secretario General del Gremio de Camioneros brindó una conferencia de prensa en la que reiteró que no teme ir preso. Aseguró que el Gobierno va por los derechos de los trabajadores y no descartó una futura medida de fuerza en caso de que persista el hostigamiento.

El secretario General de la CGT, Hugo Moyano, acompañado por sus hijos Hugo y Pablo, ratificó este martes en conferencia de prensa el estado de alerta y movilización del gremio luego de que el ministerio de trabajo les aplicara un multa de 310 millones por el supuesto incumplimiento de una conciliación obligatoria.

“Quieren doblegarnos y doblegarme. Le digo al Presidente y la Primera Ministra, la señora Largarde que no nos van a doblegar ni con el Mossad, ni con la CIA ni con nada de lo que nos están apretando”, disparó el mayor de los Moyano y agregó: “El Gobierno nos tiene como enemigos porque evitamos la reforma laboral y porque evitamos que se de un aumento de miseria de 15% a los trabajadores. Vamos a seguir haciendo todo lo necesario para que le trabajador no sea perjudicado”.

El abogado del Gremio, Hugo Moyano (H), aclaró que “se trata de una multa exorbitante que no tienen ningún antecedente en nuestro país ni el mundo y que ha violado para su aplicación todas las normas de fondo y de procedimiento en la materia. Se trata de un supuesto incumplimiento de una conciliación obligatoria, del mes de diciembre del año pasado. Por la supuesta realización de asambleas informativas por un bono de fin de año”.