Daniel Arroyo: «El IFE lo usan familias para pagar deudas»

13 de julio de 2020

Con la apertura de actividades no esenciales hubo changas y hubo menos demanda en los comedores, explicó Daniel Arroyo sobre el fenómeno ante el coronavirus

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se refirió a la importancia de movilizar determinados sectores de la economía para fomentar las changas, de modo que haya menos personas que los comedores, y advirtió que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) implementado para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus, se suele utilizar para pagar deudas.

«En términos generales, el IFE las familias lo están usando para otras cuestiones, el problema es que están endeudadas. Sacando el tema de la pandemia, hay otros dos problemas graves: el costo de los alimentos y el endeudamiento de las familias. Cuando se carga el IFE no tiene tanto impacto en los comedores«, explicó Daniel Arroyo a C5N sobre el contexto por el coronavirus.

«El IFE tiene que ver con el movimiento que se hace en sostener sus ingresos y su familia», agregó Daniel Arroyo respecto al fenómeno que ocurre durante la cuarentena y detalló los efectos de terminadas flexibilizaciones.

Luego reveló que «hace dos semanas hubo poca gente en los comedores porque hubo changas de construcción y textil. La semana pasada no fue así. Hay dos cosas que hacen bajar la cantidad de gente en los comedores: esas changas y la carga de la tarjeta alimentaria. La tarea es generar mucha actividad económica».

«Vemos la recuperación económica en cinco sectores: construcción, producción de alimentos, industria textil, la industria del cuidado y el reciclaje. No es solo resistir sino reconstruir, y ahí lo que encaramos es un sistema de créditos», detalló Daniel Arroyo sobre el plan post pandemia de coronavirus.

«No solo se trata de poner en marcha proyectos productivos sino la posibilidad de acceder a prestamos no bancarios», indicó y expuso que «la segunda parte es el ingreso fundamental de base» porque «el IFE no solo mantiene la paz social sino que mueve la economía de abajo para arriba. Hoy la transferencia de ingresos es a 9 millones que tienen el IFE, 600 mil que tienen planes sociales y 4 millones de AUH. Hay que rearmar ese sistema con un ingreso base».

Sobre esto, detalló que «el ingreso base tiene que estar lo más cerca del salario mínimo con un esquema de trabajo, por el lado de la capacitación» y dijo que la tercera pata «es la urbanización de los barrios». «Partimos de la base de que hay 4 millones en argentinos que hacen changas, eso se ha caído», expresó.

Comentarios Facebook