Las últimas dos campañas electorales para gobernador en Santa Fe (2015 y 2019) transcurrieron bajo el mismo eje monotemático instalado por el socialismo, sus dirigentes y sus trolls (porque los tienen) en las redes sociales: «Perotti privatizó el Banco Provincial».
El tema en sí fue analizado en reiteradas oportunidades acá y a lo dicho nos remitimos: el eje de discusión es falso porque quiere contraponer un «peronismo neoliberal ajustador y privatista» a un socialismo «progresista y defensor de lo público estatal».
Allí están los ejemplos de la autopista Santa Fe-Rosario o los puertos provinciales (el caso más reciente, de esta misma semana, el de Reconquista) para desmentirlo.
El socialismo en sus 12 años de gobierno en la provincia no estatizó nada que estuviera en manos privadas, y por el contrario siguió privatizando: sin ir más lejos renovó en tres oportunidades el contrato del agente financiero del agente financiero de la provincia con el Nuevo Banco de Santa Fe del grupo Eskenazy. Más detalles al respecto, acá.
Pero específicamente hablando de bancos, la muletilla «Perotti privatizó el Banco Provincial» se complementa siempre con el ejemplo del Banco Municipal de Rosario, «único banco público de la provincia», y coso.
Respecto a los curros montados a favor del Banco y su sociedad controlada BMR (Mandatos y Representaciones) hablamos largo y tendido acá, en numerosos posteos que pueden encontrar en la etiqueta respectiva: desde el fideicomiso de la autopista Santa Fe-Rosario (precisamente reestatizada por Perotti en abril de éste año), hasta el manejo de la Tarjeta Única de Ciudadanía, o los depósitos judiciales de Rosario.
La cuestión a preguntarse, a partir del hilo de tuits del amigo Eduardo Toniolli (ex diputado provincial, hoy concejal por Rosario) de la apertura, es cuan público es realmente el Banco Municipal de Rosario: hace unos días comentábamos en ésta entrada que el intendente Pablo Javkin propuso para el directorio a un «brooker» financiero del grupo Vicentín, encargado en su momento de armar el «banco» del hólding hoy en concurso de acreedores, a través de la Bolsa de Comercio de Rosario.
Según cuenta Toniolli, el jueves los concejales del PJ rechazaron su pliego propuesto por Javkin, junto con el de otro candidato, que es parte del directorio de una de las financieras privadas más importantes de Rosario. Como apunta Eduardo, el actual vicepresidente del Banco Municipal, Fernando Staffieri, es un economista de la Fundación Libertad, el «think tank» del neoliberalismo.
El campo privilegiado, la derecha económica, el mundo de la bicicleta financiera: todos tienen su lugar en el directorio del «único banco público de la provincia» que el socialismo pone siempre como ejemplo. Y todos llegaron allí con el voto de los concejales del socialismo y sus aliados.
Para los que somos de Santa Fe y conocemos a nuestro particular socialismo amante de «la mano invisible del mercado» (Binner dixit) estas agachadas no nos sorprenden; en otros lados puede que aun existan nabos que les crean el cuento del «progresismo de centroizquierda».
Tuits relacionados:

Comentarios Facebook