Sé que no soy simpático planteando esto, te anticipo que volví a ser usuario de colectivos, y sé los tiempos que corren. Plantear el congelamiento del boleto es una barbaridad, ya lo viví en el 2001, y el resultado fue que colapsó el sistema, se fundieron las empresas y nos quedamos casi sin servicios. Con este proceso inflacionario infernal quién absorve los incrementos? Imaginate si te pidiesen que congeles los precios de tu negocio? No digo que haya que aumentar el boleto pero sí encontrarle formas de subsidios que puedan paliar las perdidas.

El congelamiento es una irresponsabilidad legislativa primero y del intendente después. Congelarán sus dietas los concejales? Congelará la tasa el intendente ? No. Quedar bien para la tribuna, nada más. Cuándo la limosna es grande hasta el pobre desconfía

Comentarios Facebook